ANNABELLE, la muñeca, apareció al principio de una de las películas del denominado “Warrenverso”, dando así impulso a una de las terroríficas aventuras de matrimonio Warren. La muñeca en cuestión no estaba poseída, sino que estaba siendo manipulada por un ente demoniaco.

La presentación del “personaje” tuvo tal impacto en el público que no tardó en ganarse una película propia. Una pena que el film fuera puro cliché, puro estereotipo y que, a pesar de que la factura técnica estaba muy cuidada (que menos, estaba dirigida por el curtido director de fotografía John R. Leonetti, un profesional como la copa de un pino, con ciento y la madre de reputados trabajos a sus espaldas, sumando cinco colaboraciones con James Wan).

ANNABELLE CREATION, una especie de “origen” del personaje, fue otra cosa diferente. Si bien no dejaba de ser un festín de tópicos, la realización David F. Sandberg llevó a la muñeca a otro nivel. Personajes bien definidos, sustos bien preparados, una atmosfera opresiva y acongojante, acabaron dejando muy buen sabor de boca.

Años después, nos encontramos con una medio secuela/ precuela de las dos franquicias, “THE CONJURING” y “ANNABELLE”. Ya saben, la moda de los “universos compartidos” ….

La película comienza con una secuencia conocida, el momento en el que los Warren toman posesión de la muñeca maldita y la encierran en su cuarto de reliquias diabólicas.

A partir de aquí, los Warren desaparecen de la trama, quedando ésta en la hija del matrimonio, de once años de edad, que se encuentra en compañía de su canguro adolescente y una amiga de esta. De nuevo, puro estereotipo, puro cliché, pero…

Cuando el personaje parecía agotado, nos sorprenden con un nuevo punto de vista, ya que el foco no está puesto en la muñeca, sino en la colección de reliquias y objetos malditos a los que la Annabelle tiene acceso. Así, seremos testigos de muchos monstruos y demonios diferentes, lo que convierte a la película en la “tarjeta de presentación” de nuevas y terroríficas criaturas que podrían conseguir película propia.

Y la verdad, la estrategia funciona de maravilla. Nada resulta forzado y los personajes principales son tan adorables y, atención profundos, que uno no puede evitar cogerles cariño, comprender sus acciones y reacciones y sentir empatía hacia ellos. Tememos por su vida, cuando en otras películas, realmente nos importa una m…, no nos afecta en demasía.

ANNABELLE VUELVE A CASA es un festival de sustos, bien hilvanados, nada forzados. La historia se divide en tres frentes, en tres batallas, cada una con un timing especifico, en una localización diferente.

Los efectos especiales, prácticos/artesanos en su mayoría, son excelentes, amén de una ejecución y un tempo sublime, algunos de golpe de efecto y otros preparados a fuego lento. Curtido como estoy en este tipo de producciones, reconozco un par de buenos saltos de mi butaca y varias risas histéricas…

Los efectos digitales, sin embargo, cantan demasiado. Son pocos y por ello no molestan demasiado, pero están ahí y desentonan.

El sonido se ha trabajado mucho. Más allá del típico susto sonoro, se ha trabajado la atmosfera, los diálogos, el sonido ambiente, los temas musicales que pasan de diegéticos a extradiegéticos (es decir, que suenan realmente en la secuencia, reconocible por los personajes, pero que los espectadores entienden de otro modo).

Un punto más a favor será la banda sonora del alma de la franquicia. Joseph Bishara, un experto en eso de crear sonidos malrollistas a base de cuerdas, borda una banda sonora excepcional, terrorífica y desasosegante. Bravo.

En resumen, ANNABELLE VUELVE A CASA no deja de ser un “más de lo mismo”, pero mejor. Nadie pensaba que la muñeca diabólica diera para tres películas, pero más allá del traspiés que supuso el primer film, han sabido sobreponerse y han conseguido colocarla en el centro mismo del “Warrenverso”. Tiene defectos, si, de forma y contenido, pero es una muy agradable película de terror, perfecta para pasar un buen/ mal rato, gritando y saltando de la butaca. No viene a revolucionar el género (qué más quisiéramos) pero si acaba dejando un muy buen sabor de boca.

LO MEJOR

Los actores y sus personajes, puro estereotipo muy bien llevado.

La fotografía y el sonido, dos puntos que siempre se ha cuidado mucho en la franquicia, vuelve a brillar a gran nivel.

Tiene sustos muy elaborados y fantásticamente ejecutados. Una experiencia muy divertida y entretenida para el espectador

LO PEOR

Que puede parecer más de lo mismo y por momentos, lo es…

Los FX digitales. Madre mía, que estropicio…

A pesar de sus logros, la formula presenta claros signos de agotamiento.

LA PREGUNTA

¿Se darán cuenta en Warner que esta película deja la puerta abierta a lo que podría ser una excelente serie, en la línea de “MISTERIO PARA TRES?

NOTA: 7/10

JFPUncategorizedAnnabelle,Críticas,terror
ANNABELLE, la muñeca, apareció al principio de una de las películas del denominado “Warrenverso”, dando así impulso a una de las terroríficas aventuras de matrimonio Warren. La muñeca en cuestión no estaba poseída, sino que estaba siendo manipulada por un ente demoniaco. La presentación del “personaje” tuvo tal impacto en...