AQUAMAN ha sido objeto de mofa y befa durante años. Los propios lectores de comic, los personajes de Big Bang Theory o los artífices de South Park o Padre de familia no han dudado en reírse públicamente del personaje. Así que, como poco, resulta chocante que Warner se jugara el prestigio de su Universo Cinematográfico (DCU) con esta película. Más cuando dejaba las riendas del proyecto en manos de James Wan, famoso por su dominio del cine de terror y quien lleva un tiempo tonteando con el cine palomitero (Fast & Furious 7)

Vista la película hay que reconocer que la elección de Wan ha sido una muy buena decisión. El director es un maestro no solo moviendo la cámara, sino que sabe muy bien como provocar emociones en la platea y a fe mía que su AQUAMAN cautiva desde el primer fotograma. Y no solo visualmente (el film luce espectacular, grandioso, épico…) sino por cómo se desenvuelve en las secuencias de acción. Fácilmente, AQUAMAN podría estar entre las cinco mejores películas de acción del año (y es que hemos tenido mucha acción y muy buena, más allá del spandex…). La secuencia protagonizada por Atlanna (Nicole Kidman) nada más arrancar el relato, dejará a más de uno con la boca abierta. Y no digamos ya de la protagonizada por Mera (Amber Heard) en Sicilia…

Con un presupuesto de más de 150 millones, podemos afirmar que cada dólar luce en pantalla de forma exquisita. Visualmente, Atlantis luce espectacular. Pero como no solo de CGI vive el espectador medio, Wan y su equipo se han dado la vuelta al mundo en busca de localizaciones naturales para contrastar con tanto efecto digital. Por momentos parecerá que estamos ante una nueva aventura del Dr. Jones… En este apartado destacan además los diversos vestuarios y armaduras en los que se enfundan los personajes. El vestido ceremonial de Mera, de nuevo, soberbio.

El compositor Harry Gregson-Williams entrega una partitura trepidante, épica y, en ocasiones, muy electrónica. Si bien considero, a título personal, que la película está ultra musicada (apenas hay silencios) encuentro esos momentos electrónicos lo más logrado de la partitura. En el caso de las canciones, detestables todas.

Uno de los puntos flojos del film es el guion, saltando de alegato ecologista a una comedia idiota (comedia nivel Disney no, peor…) o flashbacks muy bien filmados e integrados, pero que rompen el ritmo absolutamente. Y cuando hablamos de una película de casi dos horas y media, es un aspecto muy a tener en cuenta. No puedes dejar al personaje en una situación de vida o muerte o en vísperas de un combate vital e interrumpir la narración para insertar un momento de la infancia. Eso se hace antes, se siembra y te emocionas cuando ves cobrar importancia a las lecciones más simples de la vida. Pues eso, AQUAMAN lo hace bastante mal, pero es un detalle menor…

Otro de los aspectos que flaquean son varios diálogos que nos cuentan historias muy personales de los personajes en momentos y lugares imposibles. Por ejemplo, Wan detiene la narración de nuevo para que dos personajes intercambien una reliquia familiar. En mitad de un asalto, con balas volando por doquier, no te pones a charlar sobre tu abuelo… Cualquier espectador sabe lo que va a ocurrir a continuación…

Toca hablar del reparto. Momoa da el salto al protagónico absoluto (sin contar ese esperpento fílmico que fue CONAN, EL BÁRBARO), derrochando carisma y “one liners” por doquier, pasándoselo en grande y transmitiendo esa sensación a la platea. Físicamente es la antítesis del AQUAMAN de los comics, pero hay que reconocerle el mérito a Snyder. Fue una decisión arriesgada sí, pero muy acertada. Nadie va a reírse de este AQUAMAN. Ni por asomo… MERA, su compañera de aventuras, no le va a la zaga en las secuencias de acción, protagonizando varios de los momentos más espectaculares (y alguna intervención insufrible). Nicole Kidman sorprende con un personaje de acción, pero también desplegando ese carisma que tantas y tantas veces ha desarmado a la platea. Y sobre Willem Dafoe, desaprovechado es decir poco…

En cuanto a los villanos, OCEAN MASTER (Patrick Wilson) está algo descompensado. Ese odio irracional hacia el ser humano juega muchas veces en su contra. Sería el típico maloso de manual si no fuera porque Wan, director que le ha dirigido en numerosas ocasiones, le da algo de juego en varias secuencias, para disfrute del actor y los espectadores.

Peor parado sale Black Manta (Yahya Abdul-Mateen II). Si bien la caracterización de su personaje es ESPECTACULAR, luciendo uno de los mejores trajes en la corta pero prolífica historia de los superhéroes en el cine, el desarrollo del personaje es totalmente ridículo. A ver qué tal en la secuela…

En resumen, AQUAMAN es un paso en la dirección correcta. Wan convierte el típico film iniciático en una aventura al más puro estilo Indiana Jones, sembrando el viaje con algunas de las secuencias de acción más espectaculares del año. Visualmente fascinante y con mucho humor, AQUAMAN es lo que el DCU necesitaba. Desgraciadamente, algunos detalles en el guion, un metraje excesivo y unos villanos de opereta restan puntos, que no calidad, a uno de los filmes más espectaculares que veremos en pantalla estas navidades.

LO MEJOR

Visualmente, es una delicia. El plano final es jo&i&amente fabuloso.

Las secuencias de acción en general, las de Kidman y Heard en particular.

James Wan desatando su buen hacer en el cine de terror. Atención a las criaturas de la Fosa…

La banda sonora, en especial cuando se pone electrónica.

LO PEOR

Las canciones. Todas y cada una de ellas…

Villanos de opereta. Lo que en el fondo del mar luce alucinante (los atlantes y sus armaduras) en la superficie parecen descartes de los Power Rangers…

Algunas incongruencias en diversos momentos del relato.

Cada vez que ruge un tiburón blanco, muere un gatito…

LA(S) PREGUNTA(S) (SPOILER ALERT)

Si solamente los Atlantes de sangre real pueden desenvolverse con naturalidad por el mundo de la superficie, ¿Por qué Vulko (Willem Dafoe) se desenvuelve en el Reino de la Sal como pez en el agua?

Con la que lían los Atlantes por la superficie en general y en Sicilia en particular, ¿Por qué no hay acción o reacción por parte de los ejércitos del mundo, la policía, los revisores de parquímetros? ¡De quien sea! ¿Dónde carajo está la Liga de la Justicia?

Si son fans Warrenverse (Annabelle, Expediente Warren, Insidious…) les agradará descubrir que cierta muñeca desagradable tiene una aparición inesperada, desvelando el destino final que aguarda al diabólico juguete de marras…

Y ahora en serio. ¿Por qué, una vez vista la película, da la sensación de que se podría haber solucionado el conflicto en cinco minutos, sin necesidad de batallas ni búsquedas de objetos místicos por todo el orbe?

PUNTUACIÓN: 7/10

Wiman González

JFPCríticasAquaman,Críticas
AQUAMAN ha sido objeto de mofa y befa durante años. Los propios lectores de comic, los personajes de Big Bang Theory o los artífices de South Park o Padre de familia no han dudado en reírse públicamente del personaje. Así que, como poco, resulta chocante que Warner se jugara...