Un año después de su estreno en Francia, llega a nuestro país “Lola Pater”, del director francés Nadir Moknèche. La cinta, cuyo peso narrativo recae en gran medida en la brillante Fanny Ardant, aborda la transexualidad desde la perspectiva de las relaciones familiares. La premisa de la que parte el film es la siguiente: Zino (TewfikJallab) es un joven de 27 años que, tras la repentina muerte de su madre, decide encontrar a Farid, el padre que dos décadas atrás le abandonó. Sin embargo, Zino deberá afrontar que Farid hace muchos años que Farid se convirtió en Lola (Fanny Ardant).

El enfoque de la película, altamente emotivo, queda algo empañado por dos factores: primero, que hoy en día existen muchas otras obras que abordan la transexualidad femenina, algunas de ellas muy exitosas entre el público (como “La chica danesa” o, en el terreno seriéfilo, “Transparent”) y se empieza a reclamar a los directores que vayan un paso más allá, por ejemplo, contando con verdaderas actrices transgénero para encarnar este tipo de personajes. Segundo, por la “facilidad” con la que Zino pasa de rechazar a asumir el auténtico género de su padre; al fin y al cabo, se trata de un personaje que afronta un doble duelo a lo largo de la cinta y, lejos de ahondar en ello, pasa de la negación a la rabia y posterior aceptación casi sin que nos demos cuenta de las sensaciones intermedias. Todo ello hace que, siendo una buena película, no sea la obra imprescindible del cine LGBTIQ+ en la que podría haberse convertido.

Uno de los puntos fuertes del film, si no el mayor, es la acertadísima y brillante interpretación deFanny Ardant en el papel principal. Ardant, una de las grandes musas del cine francés, encarna a la perfección a la poco sutil, divertida, sensible y emocional Lola, dotando al personaje de una dimensión capaz de traspasar la pantalla. Las reflexiones que nos deja, fruto de los años que Moknèche ha pasado profundizando sobre la problemática transgénero, nos permiten comprender algo mejor las dificultades por las que pasan – y por las que muchas veces hacemos pasar – a los miembros de este colectivo.

No pasa desapercibido tampoco el tratamiento que en “Lola Pater” se hace de la religión y la cultura musulmana: la idea que subyace del film es que la asunción de la transexualidad no depende tanto de la religión como de la cultura y el entorno, marcado siempre por una serie de prejuicios que son los que impiden el verdadero avance.

“Lola Pater” es, en definitiva, una compleja y buena – aunque no imprescindible -aportación al género, aunque algo predecible en sus resoluciones.

Nota: 7

Laura Enríquez Madero

JFPCríticascine francés,Críticas,Fanny Ardant,Lola Parter,Nadir Moknèche
Un año después de su estreno en Francia, llega a nuestro país “Lola Pater”, del director francés Nadir Moknèche. La cinta, cuyo peso narrativo recae en gran medida en la brillante Fanny Ardant, aborda la transexualidad desde la perspectiva de las relaciones familiares. La premisa de la que parte...