Parece que en el cine español están de moda las historias sobre viejos rockeros incapaces de adaptarse al inevitable paso del tiempo. De hecho van a coincidir en cartel el viejo músico que interpreta José Sacristán en Formentera Lady (Pau Durá, 2018) y esta antigua cantante a la que da vida Carmen Maura en Oh! Mammy Blue (Antonio Hens, 2018). Ambas coinciden en tener títulos cogidos de famosas canciones, pero difieren en lo que se refiere a su género. Mientras Formentera Lady prefería transitar derroteros más naturalistas, Oh! mammy blue nos cuenta, mediante un humor sencillo y exagerado, la historia de una mítica cantante de rock que vive en una residencia. Laura vivió muy intensamente en su juventud y se codeó con las grandes estrellas del rock, pero ahora a su vejez vive en una sosegada y aburrida residencia. Tendrá que recibir la visita de su nieto, que también es músico, y entablar amistad con un nuevo residente, con habilidades para el piano, para poder salir del tedio en el que se encuentra y afrontar una nueva ilusión, en forma de grupo de rock.

A primera vista resulta interesante que una película apueste por retratar a las personas mayores como individuos en plena forma, con inquietudes y todas las capacidades intactas. Como le ocurre a Laura que está en una residencia, pero se vale perfectamente por sí misma. El cine es un medio muy potente y que su foco esté en las personas que deciden pasar el último tramo de sus vidas en una residencia, sin por ello estar desvalidos, es importante. Sin embargo, Oh! Mammy blue se pierde en sus buenas intenciones y no consigue más que una enmarañada y, en definitiva, fallida película de sobremesa. Ninguna de las situaciones resulta verosímil, muchas de las escenas están forzadas, los pretendidos momentos humorísticos carecen de eficacia y los personajes están demasiado pasados de vuelta. Sin pasar por alto los momentos musicales en los que el doblaje de Carmen Maura no hace más que sacarte de la supuesta ilusión cinematográfica. Se salvan las interpretaciones de Natalia Roig e Itziar Aizpuru que mantienen viva su vis cómica y obviamente Carmen Maura que tiene tantas tablas y dominio del medio que no se puede decir que esté mal, aunque mientras se ve la película uno no puede dejar de pensar que esta actriz se merece algo mucho mejor.

Laura Acosta

Nota: 5

JFPCríticasAntonio Hens,Carmen Maura,Críticas,Oh mammy blue
Parece que en el cine español están de moda las historias sobre viejos rockeros incapaces de adaptarse al inevitable paso del tiempo. De hecho van a coincidir en cartel el viejo músico que interpreta José Sacristán en Formentera Lady (Pau Durá, 2018) y esta antigua cantante a la que...