Me extrañó ver que “The Commuter (El pasajero)“, la nueva película del director español que lleva años afincado en Hollywood, no funcionara en taquilla como sus anteriores trabajos donde Liam Neeson también fue el protagonista “Sin identidad”, “Una noche para sobrevivir” y “Non-Stop: Sin escalas” y la razón es obvia: este thriller no tiene la tensión, ni el ritmo, ni la acción, ni sobre todo la verosimilitud que los anteriores largometrajes. En resumen, “El pasajero” no es creíble desde su inicio hasta el final al contar con varias escenas forzadas que rozan el absurdo más absoluto, por no hablar de lo previsible que llegan a ser la mayoría de los giros de esta trama cuyo guionista debió pulir más su texto. Además, Jaume Collet Serra no logra que el espectador sienta la sensación de ahogo, de estar atrapado en un pocos vagones de tren, de desesperación, de agobio, de encarcelamiento que debería transmitir la situación desesperada de su protagonista.

En resumen, y aunque Liam Neeson ya esté demasiado viejuno para seguir repartiendo leches a diestro y siniestro, “The Commmuter (El pasajero)” ofrece 100 minutos de entretenimiento, de evasión, que es lo que busca el gran público. El resto mejor abstenerse. Por último, es de agradecer que Jaume Collet Serra se acuerde de sus paisanos y la BSO sea obra del compositor español Roque Baños y le haya dado su primer papel a Claro Lago en el mercado americano.

Nota Factoría del Cine: 4.

JFPCríticasCríticas,El pasajero,JAUME COLLET SERRA,LIAM NEESON,The Commuter
Me extrañó ver que 'The Commuter (El pasajero)', la nueva película del director español que lleva años afincado en Hollywood, no funcionara en taquilla como sus anteriores trabajos donde Liam Neeson también fue el protagonista 'Sin identidad', 'Una noche para sobrevivir' y 'Non-Stop: Sin escalas' y la razón es...