Dominika Egorova es una joven, famosa y hermosa bailarina rusa que, tras un accidente, es reclutada por los servicios secretos de su país. Con el objetivo de ayudar a su madre enferma, ingresa en la Escuela Gorrión, donde aprenderá el arte del espionaje utilizando extremos métodos de seducción.

Y aunque pueda parecer que hablamos del origen de la Viuda Negra del Universo Marvel, se trata de una breve sinopsis de la nueva película de Francis Lawrence (sin parentesco aparente con la actriz protagonista de este film…)

Es muy extraño, en el panorama cinematográfico actual, encontrar películas tan “salvajes” como esta y más viniendo de un estudio tan conservador como la FOX, quienes, de un tiempo a esta parte, han apostado decididamente por otro tipo de cine más visceral y violento. Quizás debido al tremebundo éxito (económico, de crítica y público) que supuso DEADPOOL para el estudio, se han atrevido a dar luz verde a la adaptación de la novela del mismo título escrita por el ex agente de la CIA Jason Matthews.

Antes de continuar, un pequeño aviso. Si han visto el tráiler recientemente y se han quedado con la impresión de que estamos ante una nueva suerte de JOHN WICK o ATÓMICA, váyanse olvidando. La película carece de ese tipo de acción trepidante…

Pero vayamos por partes.

GORRIÓN ROJO es un espectacular filme de espías, repleto de traiciones, dobles juegos, agentes dobles, mentiras, engaños… y mucha sangre, un intenso y violento thriller ambientado en la Rusia actual. Seremos testigos del proceso de selección de nuevos activos para el servicio secreto, su humillante entrenamiento, así como la supervisión de sus misiones de manera tiránica y despótica.

Revisando la filmografía de Francis Lawrence encontramos propuestas tan estimulantes como CONSTANTINE o SOY LEYENDA, además de casi todas las películas de la serie JUEGOS DEL HAMBRE. Podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que sabe lo que se hace en cuanto a espectacularidad se refiere. Pero también ha demostrado que, a pesar de la pirotecnia, sabe contar una historia.

La película se recrea en el sadismo de las ejecuciones y las torturas. Violaciones, asesinatos sin piedad, humillaciones, palizas… Parece mentira que un gran estudio pudiera dar luz verde a semejante retahíla de atrocidades… Y más difícil de entender que hace una actriz de la talla de Lawrence en un film de estas características. Pero la verdad es que la actriz, formidable allá donde aparece, no solo se entrega al máximo en lo físico (y no me estoy refiriendo tan solo a los numerosos desnudos y secuencias amatorias que pueblan gran parte del metraje) sino que lo da todo en lo dramático. A pesar de su apariencia de tempano de hielo, podemos adivinar, por su mirada y lenguaje corporal el miedo que gobierna sus actos y reacciones. Es increíble verla pasar de la vulnerabilidad extrema a la violencia más descarnada en segundos cuando se trata de sobrevivir.

El resto del reparto está plagado de ganadores o nominados al OSCAR, reciente tendencia de los estudios para otorgar “respetabilidad” a sus propuestas. Desde un Jeremy Irons comedido y misterioso a una terrorífica Charlotte Rampling, pasando por unas estupendas (aunque breves) Mary-Louise Parker y Joely Richardson.

El único actor que cojea es el coprotagonista, Joel Edgerton, sirviendo una actuación apática y desapasionada. Asumo una apuesta del estudio para no restar protagonismo a la estrella de LOS JUEGOS DEL HAMBRE.

Técnicamente la película luce espectacular. El uso el sonido, la luz, la fotografía y la música es soberbio, así como el montaje, destacando la fantástica secuencia doble que da inicio a la película. Si una cosa podemos destacar de Francis Lawrence es que como director se las pinta solo para crear composiciones e imágenes de belleza sin parangón.

Sorprende la fisicidad, virulencia y crudeza con la que están filmadas las secuencias de acción. Son pocas, pero de una dureza que hacía tiempo no veíamos en pantalla grande. Por momentos parece que nos encontremos ante el Paul Verhoeven más desatado.

También sorprende la carnalidad y sensualidad que envuelve a los protagonistas. Nunca habíamos imaginado a Jennifer Lawrence en papeles tan expuestos físicamente.

Pasando a los puntos negativos, el tiempo que se toma el director para contar una historia dilatada en exceso. A pesar de ser tremendamente entretenida, es harto previsible y algunos giros y sorpresas no lo son tanto. Se podría contar lo mismo en menos tiempo y si le hubiesen quitado veinte minutos, la propuesta sería más llevadera, aunque entiendo que el timing narrativo es capital para llevar al espectador al limite y que se sienta tan atrapado como la actriz protagonista.

En resumen, violenta, espectacular y emocionante, que no trepidante, que supedita las secuencias de acción a una intriga bien hilvanada, pero por momentos predecible, llevado a cabo con mano maestra por un director con ideas muy claras y sin complejos, secundado por un electo entregado en cuerpo y alma a la historia.

LO MEJOR

La fisicidad, dureza y contundencia de la propuesta, algo que hacía tiempo que no se veía en la gran pantalla. Y se agradece.

La mano maestra de Francis Lawrence componiendo y moviendo la cámara. Música y montaje no le van a la zaga.

El reparto…

LO PEOR

A excepción de Joel Edgerton. Quizá el estudio buscaba a un actor de perfil bajo para no opacar a la actriz protagonista.

Es demasiado larga. Para lo que cuenta, le sobran unos buenos veinte minutos.

Que el publico entre pensando que se trata de un nuevo JASON BOURNE, cuando las escenas de acción se pueden contar con los dedos de una mano… Aunque son tremendamente violentas, eso sí…

LAS PREGUNTAS

Si la acción transcurre en Rusia y (casi)todos los implicados son rusos, ¿Por qué hablan en inglés?

¿Y porque tengo la sensación de que el (estupendo) acento de los actores protagonistas, entregados por completo a sus personajes, se perderá cuando la película se doble a nuestro idioma?

NOTA: 7/10

JFPCríticasCríticas,Gorrión rojo,JENNIFER LAWRENCE
Dominika Egorova es una joven, famosa y hermosa bailarina rusa que, tras un accidente, es reclutada por los servicios secretos de su país. Con el objetivo de ayudar a su madre enferma, ingresa en la Escuela Gorrión, donde aprenderá el arte del espionaje utilizando extremos métodos de seducción. Y aunque...