TRES ANUNCIOS EN LAS AFUERAS llega a nuestras carteleras tras arrasar en muchos de los más prestigiosos festivales del planeta y acompañada de críticas casi perfectas.

Y aunque resulta muy difícil catalogar la tercera película de Martin McDonagh. (¿Se trata de una comedia? ¿Una tragicomedia? ¿Un drama? ¿Una Dramedia?) estoy seguro de que, una vez vista, me darán la razón en que no se la puede catalogar dentro de un género en concreto.

Hace seis meses que Mildred Hayes perdió a su hija. Hoy, cansada de esperar respuesta por parte de la policía, decide contratar tres vallas publicitarias a las afueras del pueblo para difundir un mensaje y de paso, desatar una serie de acontecimientos con funestas consecuencias, tan dramáticas como descacharrantes.

Ruego que me disculpen, pero este será un artículo de opinión más bien breve, a fin de conservar el devenir de la película y de no desvelar acontecimientos de la trama. Para disfrutarla como se merece es mejor saber cuánto menos, mejor.

Tras ESCONDIDOS EN BRUJAS y SIETE PSICÓPATAS, de McDonagh esperaba diálogos rápidos con abundante subtexto y mucho humor negro, pero en esta ocasión sorprende llevando estos diálogos al paroxismo. Respuestas ingeniosas cargadas de veneno desmontan al espectador, dejándole tan solo la opción de liberar una carcajada, por dramático que sea lo que esté sucediendo en pantalla.

Y para ello se sirve de un impresionante reparto, encabezado por Frances McDormand, un sello de calidad en sí misma, a Woody Harrelson, rubricando otra (y este año van unas cuantas) maravillosa interpretación y al camaleónico, desquiciado y desquiciante Sam Rockwell.

De la primera no hay mucho que decir. Fabulosa actriz con grandes papeles a sus espaldas, interpretando a una madre con carácter, valor y fuerza, pero que ve atravesada su coraza en más de una ocasión, cuando su personaje se ve superado por los acontecimientos que ella misma ha puesto en marcha. Harrelson interpreta al sheriff de la pequeña ciudad, muy querido y valorado por todos los habitantes, pero quien guarda un duro y doloroso secreto que pronto le estallará en la cara, mientras que Rockwell encarna a su ayudante, un agente incompetente, racista y misógino y también un niño de mama de manual. Las tres vallas del título pondrán a prueba el temperamento no solo del pueblo, sino de estos tres personajes, cambiando su vida para siempre.

Peter Dinklage y Abbie Cornish, en pequeños pero determinantes papeles, también destacan en este esplendido reparto.

Comentaba más arriba que los diálogos están sembrados de mucho subtexto, es decir, dobles intenciones o significados. Eso ocurre también con la película, situaciones e imágenes en sí. El director firma su película más dolorosa, madura, dura y triste, pero sin abandonar esa chispa que le caracteriza. A pesar de lo que pueda parecer, no es una película difícil de “leer”. Es accesible a todos los públicos, que se verán sumergidos en el drama de Mildred desde el primer minuto, pero también respaldando a cualquier otro de los personajes, ya sea el exmarido maltratador, el pretendiente que no da la talla (y perdónenme por el chiste fácil), el hijo incomprendido, la mujer del sheriff, el dueño de las tres vallas del titulo o del dentista gordo. Entre todos nos cuentan una historia de ira, negación, depresión y aceptación, como si de un manual de duelo se tratase.

TRES ANUNCIOS EN LAS AFUERAS es, en apariencia, una película visualmente sencilla, pero llama la atención su contención y concepción visual, muy cercana al estilo de los hermanos Coen. De ahí que no nos resulte extraño lo surrealista de algunas situaciones o el sentido del humor. Eso no es óbice para admirar la composición, los encuadres o incluso una situación muy “Tarantinesca”. Sea como sea, la película sorprende en todos y cada uno de sus apartados.

Y es que, TRES ANUNCIOS EN LAS AFUERAS es una de esas películas que uno valora durante y después del visionado. Sorprende que, en una época en la que los blockbusters se han apoderado de la cartelera, los directores (y las productoras) apuesten por estas pequeñas joyas que, al fin y al cabo, son las que dejan huella en el espectador, por mucho que las otras acaben encabezando las listas de recaudación.

Se que no les he dicho mucho, pero espero que lo suficiente para animarles a acercarse a su sala más cercana. No se la pierdan.

Es una auténtica maravilla.

Así da gusto comenzar el año.

LO MEJOR
El reparto al completo, pero recalcamos al trio protagonista.
La lectura de ciertas cartas y su impacto en los personajes.
El personaje de Harrelson recordando una conversación con su esposa con una sonrisa en la cara…

Podría extenderme en este apartado hasta lo indecible, pero… Descúbranlo por ustedes mismos… Merece la pena…

LO PEOR
Que, desgraciadamente, pasará inadvertida en taquilla.

NOTA: 9/10

Wiman González

JFPCríticasCríticas,tres anuncios en las afueras
TRES ANUNCIOS EN LAS AFUERAS llega a nuestras carteleras tras arrasar en muchos de los más prestigiosos festivales del planeta y acompañada de críticas casi perfectas. Y aunque resulta muy difícil catalogar la tercera película de Martin McDonagh. (¿Se trata de una comedia? ¿Una tragicomedia? ¿Un drama? ¿Una Dramedia?) estoy...