No os voy a engañar; le tenía muchas ganas a “Abracadabra” y, lo único que se me ocurre ahora que la he visto es definirla como justita. Así es la nueva película de Pablo Berger.Muy justita. Después de enamorar a crítica, público y Academia con su “Blancanieves” muda, Berger regresa al cine después de cinco años con un largometraje simpático de aspecto pero muy desajustado en argumento. Y es que la película se presenta de manera tan peculiar al público que, poco a poco, éste no sabe lo que ve…

El propio director define la película como una comedia hipnótica: pues poca hipnosis tiene “Abracadabra” para cautivar al espectador. Eso si, al argumento magia no le falta; nos muestra el típico truco de aparecer y desaparecer. Pero para aparecer el baile que nos regalan Antonio de la Torre y Maribel Verdú a lo John Travolta y Uma Thurman en “Pulp Fiction”.
Es posible que las interpretaciones hagan un poco más llevadera “Abracadabra” (y la salven en distintas ocasiones); y es que Maribel se vuelve a posicionar como una de las mejores actrices españolas del momento regalándonos, ahora si, una actuación digna de hipnosis. Al igual sucede con Antonio, que para muchos (y me incluyo) es el actor español de la temporada. Pero “Abracadabra” intenta ser una comedia, y las gracias de la película las aporta un José Mota delirante. Que, del mismo modo que el guion, lo encontramos presente y ausente en muchas de las secuencias del filme.

Pablo Berger ha dirigido un largometraje que se sustenta sobre una cuerda floja con más posibilidades de caer que de mantenerse en pie. Abracadabra, al fin y al cabo, es un truco mágico de cartas fallido. Para concluir diremos que el mago, o no conocía bien el truco o no ha acertado con él.

Nota: 5,5/10

Pablo Aguilar-Galindo

JFPCríticasAbracadabra,ANTONIO DE LA TORRE,Críticas,Maribel Verdú,Pablo Berger
No os voy a engañar; le tenía muchas ganas a “Abracadabra” y, lo único que se me ocurre ahora que la he visto es definirla como justita. Así es la nueva película de Pablo Berger.Muy justita. Después de enamorar a crítica, público y Academia con su “Blancanieves” muda, Berger...