La última película del director británico Danny Boyle, “Trance“, tal y como indico en el titular, no la olvidaremos durante días, o semanas, por dos razones:

1ª. Por el desnudo integral, y sin ningún pelo, de la actriz Rosario Dawson.

2ª. Por su enmarañado guión, quizás demasiado, pero que atrapa al espectador desde el primer momento, si es que éste se deja cegar por su hipnosis.

“Trance” engancha desde el principio con la voz en off del protagonista (McAvoy) contándonos cómo eran los primeros robos de obras de arte y cómo la seguridad y los ladrones se han actualizado con el paso de los años.

Del triángulo formado por McAvoy, Rosario Dawson y Vincent Cassel, sale ganando ella porque es quien tiene el personaje mejor construido.

Aunque pronto el espectador se da cuenta que tanto el personaje de McAvoy y Rosario ocultan algo, jamás se imaginará los giros que nos ha preparado Boyle en este magnífico thriller.

Para que “Trance” te parezca una de las películas más interesantes estrenadas este año, tendrás que entrar en su hipnosis y pasar de largo por sus incoherencias en el guión o creer que se puede hipnotizar a alguien tan fácilmente.

Destacar también su excelente BSO y su fotografía, aparte de la escena donde el personaje de Vicent Cassel aparece sin media cara, ¡espectacular!

Nota Factoría del Cine: 7.

 

JFPCríticasCríticas,Danny Boyle,MacAvoy,ROSARIO DAWSON,VINCENT CASSEL
La última película del director británico Danny Boyle, 'Trance', tal y como indico en el titular, no la olvidaremos durante días, o semanas, por dos razones: 1ª. Por el desnudo integral, y sin ningún pelo, de la actriz Rosario Dawson. 2ª. Por su enmarañado guión, quizás demasiado, pero que atrapa al...