Los estudios de animación de Dreamworks llevan una racha cuyos títulos no están siendo el éxito que ellos esperaban. Si bien es verdad que los números no han sido en absoluto malos (sus películas no han bajado de recaudar 200 millones de dolares), hace tiempo que no han tenido un éxito similar al de Shrek 2 (casi mil millones recaudados). Películas como Home (una cinta absolutamente fallida que, sinceramente no sabía ni lo que quería), Kung Fu Panda 3 (una innecesaria entrega que poco o nada aporta a la trama) o Trolls no ayudan a contar con un beneplácito crítico absoluto (salvo el caso de Cómo entrenar a tu dragón), y se quedan a medio fuelle de sus pretensiones. Con El Bebé Jefazo, he de decir, que pensaba que seguiría por esa misma racha de producciones que lleva encadenando, y cuál es mi sorpresa cuando me encuentro un film ameno, divertido, consciente de sus pretensiones, y abrazando el humor absurdo de una manera que supone todo un soplo de aire fresco para esta factoría de animación ¿ El resultado? Un éxito de taquilla…algo lógico.

DreamWorks Animation y el director de Madagascar te invita a conocer al bebé más peculiar. Lleva traje, habla con la voz y tono de José Coronado, y es el protagonista de la comedia animada, EL BEBÉ JEFAZO de DreamWorks. El Bebé Jefazo es una divertidísima historia universal sobre como altera la vida de una familia la llegada de un bebé, contada desde el maravilloso punto de vista de un narrador poco digno de confianza, un niño de 7 años salvajemente imaginativo llamado Tim. Con un mensaje pícaro y extraordinario sobre la importancia de la familia, El Bebé Jefazo de Dreamworks es una comedia auténtica e inmensamente original para todas las edades.

El Bebé Jefazo parte de una premisa tan delirante y tan absurda que podía haber caído en un auténtico desastre si las teclas no eran las adecuadas y, afortunadamente, han dado con ellas. No solo porque abraza su loca idea de forma firme sin tener miedo de llegar hasta donde llega, sino por lo consciente que es ella misma de lo que es: un entretenimiento divertido…ni más ni menos. El objetivo se cumple con creces ante un cúmulo de ideas y gags la mar de ingeniosas, abrazando su propia locura que hará que tanto el público infantil como el adulto disfrute de una producción desenfadada…precisamente por que sabe equilibrar muy bien sus bazas de forma que el espectáculo (delirante por momentos) resulte bastante sólido…y lo tenían muy difícil ante lo absurdo de su propuesta. Por lo tanto, se puede decir que cumple su objetivo con creces ante una idea de lo mas original que lleva hasta sus últimas consecuencias sin importar lo delirante que pueda llegar a ser.

Ahora bien, es cierto que el film, consciente de sí mismo, no aspira a ser más de lo que es. Resulta tan consciente de su condición de entretenimiento y diversión sin prejuicios que se queda en una propuesta muy graciosa y simpática…y ya. Lo cual no quiere decir que sea malo, es más, es lo mejor que ha producido la factoría de Dreamworks desde la segunda entrega de Cómo Entrenar a Tu Dragón, pero sin las pretensiones mayores de aquella. Lo que queda es un producto simpático, una propuesta original bastante bien llevada que se queda en lo que es un divertimento entretenido.

Por lo demás poco más que añadir, porque prefiero no desvelar las sorpresas delirantes que va adquiriendo su argumento, aunque me gustaría destacar el trabajo sensacional de la banda sonora de Hans Zimmer, que alcanza su cenit en un clímax final donde la música cobra un protagonismo tremendo (resulta un momento muy emocionante gracias a la esplendida banda sonora), una animación muy acorde con el tono que pretenden mantener sus creadores en el film, y un doblaje de José Coronado que le va como anillo al dedo al personaje. El Bebé Jefazo es pues una opción bastante recomendable si quieren pasar un rato divertido y entretenido en el cine, y lo mejor es que disfrutan a partes iguales tanto adultos como los mas pequeños, al saber mantener un equilibrio bien definido en su delirante propuesta, con los mensajes familiares acordes a este tipo de películas, pero con un desarrollo de ideas tan absurdas y tan locas, que, solo por eso, ya merece la pena darle una oportunidad.

Nota Factoría del Cine: 7

Manu Monteagudo

JFPCríticasanimación,Críticas,Dreamworks,El bebé jefazo
Los estudios de animación de Dreamworks llevan una racha cuyos títulos no están siendo el éxito que ellos esperaban. Si bien es verdad que los números no han sido en absoluto malos (sus películas no han bajado de recaudar 200 millones de dolares), hace tiempo que no han tenido...