“Considerado por la crítica la joven promesa del cine francés, Kacey Mottet Klein ha sido nominado a los premios Cesar como mejor actor revelación por la película Sister (2013) y Cuando tienes 17 años (2016). En 9 meses interpreta a Max, un chico de 15 años que sueña con ser portero de fútbol”. Desde luego la trayectoria de este joven actor está siendo bastante prometedora, y viendo los resultados de la nueva película que protagoniza, 9 meses, desde luego no es algo a lo que ya haya que considerar “prometedor”. Su nueva película como actor (que no confundir con el film del mismo título protagonizado por Hugh Grant y Julianne Moore), nos muestra una realidad tan controvertida como el de dos jóvenes que deciden tener un hijo a la temprana edad de 15 años…una premisa que no se aleja en absoluto de la realidad. Es más, el film, apuesta por un tono cotidiano y costumbrista que hace mas creíble el relato que se trae entre manos.

Maxime y Mélanie tienen 15 años y se aman. Juntos exploran, con amor y torpeza, la sexualidad. Un día Mélanie descubre que está embarazada. Maxime no acepta bien la nueva noticia pero poco a poco empieza a atraerle la idea de convertirse en padre y convence a Mélanie para tenerlo sea como sea.

Un relato que en un principio cuesta adentrarse. La manera tan cotidiana de reflejar esa sociedad tan joven, entre adolescentes, provoca durante su primer acto una pereza narrativa en la que, desde luego, no cuenta nada nuevo bajo el sol (dos jóvenes enamorados que se enteran de que van a ser padres). Ahora bien, una vez presentadas las cartas de presentación (con un perfil de roles bastante certero, por mucho que nos duela), está en su enfrentamiento con la realidad cuando el film muestra sus cartas…una realidad contrastada por una parte adulta que es la que hace frenar los deseos de la pareja de seguir en pie con el proyecto de tener un retoño. Y es en ese duelo, entre la parte adulta y la adolescente donde el film, mejor muestra sus cartas, pues vemos el proceso de cambio de los protagonistas con bastante comprensión y empatía (por mucho que pueda costarnos entenderlo). Se entienden las dos posturas, pero al fin y al cabo, lo que el film muestra es la poca prudencia de los adolescentes que deciden ser padres por tener como un “juguete” a un hijo (las explicaciones ante un educador social de por qué quieren tener un hijo resultan esclarecedoras en ese sentido).

En ese sentido, me gustaría destacar el final, que es un resumen del discurso que quiere plantear el film. Sin apenas diálogos y con un par de apuntes en su guión, refleja lo que ha significado para la pareja protagonista toda esta travesía y lo que verdaderamente era para ellos tener un retoño en sus vidas. La escena resulta devastadora por todo lo que conlleva, por hablarnos de la imprudencia de unos jóvenes que no sabían lo que querían y que están acostumbrados a manejar todo a su alrededor como si de un juguete o una nueva aplicación de móvil se tratara. Es una hostia con la realidad que, desde luego, les hace madurar y darse cuenta de lo poco maduros que han sido al llevar a cabo tal proceso (la escena de la discoteca en un solo plano, donde vemos el cambio de uno de los protagonistas, resulta sublime). Nos habla de una sociedad contemporánea demasiado anclada en la comodidad de unos jóvenes que lo tienen todo sin darse cuenta de lo que pueden perder.

Por lo demás, nada más que añadir. La puesta en escena muestra en imágenes esta historia de manera bastante cotidiana, como si fuera una ventana en la que viéramos la realidad de estos jóvenes (y padres), cuyas interpretaciones resultan la mar de creíbles, y cuya historia sabe desarrollarse con acierto gracias a unos personajes que van aprendiendo (o no) sobre la marcha. 9 Meses muestra una realidad que quizá se haya contado varias veces en el cine pero lo hace con eficacia, realismo y credibilidad; lo suficiente como para recomendarla.

Nota Factoría del Cine: 6

Manu Monteagudo

JFPCríticas9 meses,Críticas,Kacey Mottet Klein
'Considerado por la crítica la joven promesa del cine francés, Kacey Mottet Klein ha sido nominado a los premios Cesar como mejor actor revelación por la película Sister (2013) y Cuando tienes 17 años (2016). En 9 meses interpreta a Max, un chico de 15 años que sueña con...