Salgo maravillado del pase en Sitges de “Hell or High Water“, película titulada “Comanchería” en nuestro país (por desgracia, un título que eligen los austeros ‘cambia-nombres’ cinematográficos españoles…). Simplemente puedo definir el largometraje como un excelente western moderno, donde lo tradicional se mezcla con lo convencional.

David Mackenzie nos presenta una cinta formidable. “Hell or High Water” nos muestra una combinación de personajes sobresalientes; mezclando el profundo, arcaico y cerrado espíritu texano (propio de Texas), con un sentimiento de aventura y, si me apuras, de locura. Y es que las interpretaciones rozan la perfección en el momento en que los pensamientos de los personajes se ponen en contacto (imagínense la relación que se encuentra entre un sheriff y un indio como ayudante comisario…). Así, pues, “Comanchería” se sostiene sobre un guión inspirado en los más tradicionalistas westerns de época con unas pinceladas cómicas propias del siglo XXI. Una delicia para los amantes del género.

La cinta no deja de tener una trama simple: una pareja de hermanos que se dedica a robar bancos en la más pura y profunda América añeja. Incluso podría inspirar a un Bonnie y Clyde a lo ladronzuelo intelectual… Aunque el mérito de Mackenzie está en jugar con el espectador consiguiendo mantener un ritmo y una tensión superficial durante todo el filme. Así mismo, también acompaña una elegancia de rodaje al metraje digno de reconocer. Aunque, si hay un hecho que termina de poner la guinda al pastel, ese es la banda sonora. Una música escogida a la perfección que acompaña la cinta proporcionándole un doble sentido.

Tercer largometraje que veo en el Festival de cine de Sitges y, sin duda, el que más he disfrutado hasta el momento. Mi recomendación es clara: vayan a ver “Hell or High Water” y disfruten de la acción sin fin que van a observar. Pocas películas tienen una marca potencial tan propia.

Nota: 8/10

Pablo Aguilar-Galindo Montoya
Director de ‘Fotograma a Fotograma’

JFPCríticasCríticas,David Mackenzie,Hell or High Water
Salgo maravillado del pase en Sitges de 'Hell or High Water', película titulada 'Comanchería' en nuestro país (por desgracia, un título que eligen los austeros 'cambia-nombres' cinematográficos españoles...). Simplemente puedo definir el largometraje como un excelente western moderno, donde lo tradicional se mezcla con lo convencional. David Mackenzie nos presenta...