Que mejor que definir esta película por su propio título, Criminal. Un largometraje que nos muestra a un Kevin Costner bipolar encarnando un papel de ‘loco’ empedernido mezclándolo con el de héroe familiar. Un guión que carece por completo de fundamento y con una trama codificada para el espectador hasta más de tres cuartas partes del metraje.

“Criminal” (ya de primeras) nos presenta una historia algo distinta a los thrillers de acción actuales. Pero es que, en el largometraje de Ariel Vromen, es inconmensurable sacar adelante una trama que carece de ideas y conceptos desde el minuto uno. Y es que, además de que el espectador encuentre más de lo mismo durante toda la cinta (con una trama muy repetitiva), la acción aborrece, y mucho. Y he de hablar de las incongruencias que se observan en el largometraje; parece que Vromen pase por alto simples hechos como la muerte del hombre en una familia con una hija ¿Por qué no se muestran sentimientos y sensaciones apenadas durante el filme? ¿Y es que le da igual a la familia la muerte del padre y marido? Por desdicha, se le ha acortado la mecha a estos simples (pero primordiales) hechos, y se le ha añadido más a innecesarias escenas de fuerza.

En definitiva, un largometraje que hace que aumente la cifra de películas realizadas en 2016 pero, en este caso, en el pilón de películas inútiles e innecesarias. Con guion e interpretaciones que dejan mucho que desear.

Nota: 3

Pablo Aguilar-Galindo Montoya
Director de ‘Fotograma a Fotograma’

JFPCríticasCriminal,Críticas,Kevin Costner,Tommy Lee Jones
Que mejor que definir esta película por su propio título, Criminal. Un largometraje que nos muestra a un Kevin Costner bipolar encarnando un papel de ‘loco’ empedernido mezclándolo con el de héroe familiar. Un guión que carece por completo de fundamento y con una trama codificada para el espectador...