Jodie Foster es una de las actrices más reputadas del panorama actual. Razones no le faltan, desde luego, pues solo hace falta hacer un repaso a toda su filmografía como actriz para darse cuenta de la versatilidad y la presencia que demostrado en cada uno de las películas en las que ha participado. Desde su participación en Taxi Driver cuando era una cría, esta maravillosa intérprete ha tocado todos los palos posibles (a reivindicar su por cierto su vena cómica en la infravalorada Maverick, donde estaba espléndida)…y como persona inquieta su salto a la dirección no ha sorprendido, pues era el paso a seguir de una mujer que tiene gran peso en la industria. Ya desde 1991, con El pequeño Tate, parió su primera película, para seguir con A casa por vacaciones, El castor, y ahora este Money Monster (aunque también ha participado dirigiendo episodios de Orange is the New Black y House of Cards). En esta ocasión, nos ha regalado un thriller como los de antaño, que, quizá no sorprenda del todo, pero que muestra un nervio narrativo en la director digna de halago, pues Money Monster te mantiene anclado a tu butaca durante toda su proyección.

Lee Gates (George Clooney) es toda una personalidad televisiva que se ha labrado su fama siendo un grandilocuente presentador en un programa sobre finanzas. Gracias a la información privilegiada que posee, también se ha convertido en un gurú de Wall Street. Pero su carrera sufre un importante bache cuando Gates recomienda a sus seguidores invertir en acciones tecnológicas de alto riesgo, que posteriormente y de manera misteriosa, se derrumban en la bolsa. Muchos de sus espectadores siguieron su consejo y, ahora que han perdido dinero, consideran que la culpa es del popular líder de opinión. Uno de los afectados es el joven Kyle Budwell (Jack O’Connell), que se ha quedado sin los ahorros de su familia debido a esta mala inversión y por ello busca venganza. Durante la emisión en directo del programa, el furioso inversor estafado secuestra al periodista, a su productora Patty Fenn (Julia Roberts) y a todo su equipo. En tiempo real, Gates y Fenn deberán encontrar la manera de mantenerse con vida, mientras de forma paralela tratan de descubrir la verdad que hay detrás de todo el embrollo que rodea ese escándalo económico.

Money Monster es, como he dicho antes, puro nervio. Desde que da inicio el film hasta su conclusión, el relato no te suelta ni por un solo segundo al seguir, y con todo el sentido del mundo, la inmediatez que ofrece el mundo televisivo, intentando llamar la atención de los espectadores con cualquier tipo de recurso, y en este caso Jodie Foster ha conseguido que ese nervio narrativo, que podía haber resultado sobrecargado o desmesurado, resulte consecuente y medido en todo momento sin que apartemos la vista de la pantalla ni por asomo. El film está perfectamente medido y ajustado, y todas las sorpresas o giros que pueda aportar la historia están integrados en su momento justo y preciso para que así el espectador nunca baje la guardia. Además, su recurso se basa en un magnífico montaje que apenas descansa o reposa, pero que siempre ofrece claridad en lo que cuenta, y en ningún momento nos sentimos perdidos, por que parece que todos los de la producción tiene muy claro lo que quieren contar, resultando sólida (muy noventera también…en el buen sentido) clara, y por supuesto, entretenida de principio a fin.

Así pues, lo que le interesa a Jodie Foster es mantener al público en vilo, y deja que sea la historia (y el ritmo) la base de donde partir…sin destacar ni lucirse, lo cual, la honra, ya que no puede ser mas clara en ese aspecto en su principal objetivo: entretener al espectador. Es cierto que su guión quizá peque de ingenuidad y de no profundizar en demasía en la evasión fiscal o de cómo los medios fomentan ciertas ideas peligrosas a los espectadores, quedándose en la superficie, y pretendiendo ser mas importante de lo que verdaderamente es…pero no termina de molestar tanto debido a la rapidez y a la rotundidad en su formula de entretenimiento con la que se acoge, por lo que, llegamos a entender la superficialidad con el tema a tratar (aunque repito, a veces se cree mas importante de lo que es, al recalcar en exceso ciertos aspectos sociales y dramáticos). Quizá el único aspecto que no me terminó de encajar es la interpretación de Jack O’Conell, demasiado pasada de rosca, tendiendo en varios instantes a un histrionismo que quita mas peso dramático al personaje del que debería haber tenido (su personaje daba para mas, ciertamente)y es mucho, créanme.

Eso sí…ningún tipo de queja al resto de interpretes que están en el rol perfecto, y que se adaptan a su personaje como un guante: desde un George Clooney magnífico que sostiene el peso del relato y que ofrece una interpretación llena de elegancia, buen hacer y precisión (no es para nada fácil con personaje semejante), llegando incluso al hecho de que aceptemos ciertos giros algo forzados en su libreto pero que el actor lo defiende tan bien que nos lo creemos ciegamente; hasta una Julia Roberts que sabe llenar la pantalla con una determinación digna de todo elogio (y cuya química con Clooney es evidente desde el minuto uno); pasando por un Dominic Cooper correcto. No quiero olvidarme de la retahila de secundarios que adorna el film, pues todos están esplendidos, formando un equipo maravilloso que hacen de Money Monster el producto tan solido que es.

Así, Money Monster demuestra la versatilidad de Jodie Foster como directora, al regalarnos un thriller como los de antaño (aunque igual de típico) donde no deja apenas segundos de respiro al espectador, tratándose de un entretenimiento sano y, sobre todo, muy solido gracias a la dirección de esta intérprete, que demuestra que no solo sabe dirigir dramas, sino un thriller entretenido de tomo y lomo, donde todos sus apartados forman un todo estupendo que, en sus intenciones quizá se vean ciertas costuras (su crítica social se cree por momentos demasiado importante), pero cuya pretensión de entretener la cumple tan sobradamente que pesan mas sus logros que sus defectos. Una buena oferta para este verano.

Nota Factoría del Cine: 7.

Manu Monteagudo

JFPCríticasCríticas,George Clooney,Julia Roberts,Money Monster
Jodie Foster es una de las actrices más reputadas del panorama actual. Razones no le faltan, desde luego, pues solo hace falta hacer un repaso a toda su filmografía como actriz para darse cuenta de la versatilidad y la presencia que demostrado en cada uno de las películas en...