La comedia británica es, sin duda, uno de los géneros mas amables que existen hoy por hoy con el don del buen gusto para contentar a todo tipo de audiencias (el único que parece competir con el es la comedia francesa). Es cierto que, en casos determinados, los ingleses son capaces de crear la comedia mas incisiva que uno se pueda imaginar, pero, desde luego, lo que más vende, es precisamente el tono ligero de sus comedias, que suelen contar con un control de todos sus medios (pues parece prefabricado y cortados por el mismo patrón), haciendo de su producto una experiencia elegante, ligera, y con algún toque aporte seriedad o determinación al conjunto. Ahora, llega a nuestras pantallas, Noche Real, una cinta que se enmarca en este género de forma indiscutible, aunque con un toque incluso mas ligero y amable de lo que suelen hacer, y con una falta de pretensiones tan evidente, que la hacen disfrutable debido a su toque inocente.

Mayo de 1945. La ciudad de Londres celebra el final de la guerra, y en el palacio de Buckingham hay dos princesas con ganas de unirse a la celebración de la calle. Mientras el rey Jorge (Rupert Everett) prepara su discurso, a la joven Isabel (Sarah Gadon), futura Reina de Inglaterra, y a su hermana (Bel Powley) se les permite salir de incógnito y vivir una noche inolvidable.

Noche Real es una cinta que no te engaña en absoluto. Si lo que quieres ver es una ligera comedia británica, la cinta abraza este concepto y no lo suelta desde el principio hasta el final. Tiene tan claro lo que es, que al espectador no le queda otro remedio que rendirse ante la amabilidad de su relato, pues no pretende otra cosa que hacer pasar un rato ligero y distraído al espectador, al que a buen seguro, sacará un par de sonrisas. Su tono ligero e inocente son sus mejores bazas, y lo que podría resultar chirriante, no lo es por lo claras que resultan sus intenciones (desde luego, si una vez comenzado el film uno se da cuenta de que no conecta con el relato, lo mejor será que lo deje). Además, afortunadamente, el relato cuenta con un ritmo esplendido que apenas pierde el tiempo, en la que las aventuras de estas dos hermanas siempre mantiene un tono de sano divertimento que la hacen hasta cierto punto encantadora (incluso posee un toque de aventuras de los ochenta que la beneficia sobremanera), y entretiene de principio a fin sin apenas perder el tiempo, por tener clara su estructura (las set pieces que la integran van casando de forma muy natural y orgánica).

Acompañada por una corrección en todos sus frentes ( un diseño de producción estupendo, una mas que correcta banda sonora de Paul Englishby, y una fotografía efectiva que aprovecha la nocturnidad londinense), es en su reparto donde encuentra sus mejores bazas (algo lógico) pues son los que marcan el tono de Noche Real: Sarah Gadon mantiene una estupenda actitud durante toda la cinta, y desprende ternura y encanto, además de transmitir la realeza de la cual proviene; Emily Watson resulta bastante divertida en su papel de reina de Inglaterra, con un fuerte carácter (la escena del desayuno del final no tiene precio en cada gesto que aporta); Jack Reynor tiene el rol de galán, aunque afortunadamente, desprende un toque de ternura al personaje que viene de perlas con el tono inocente del relato (eso si, su papel no tiene mucho donde rascar, aunque su personaje tiene matices interesantes); Rupert Everett se lo pasa en grande, y se nota que disfrutó muchísimo de esta interpretación; y sobre todo, la reina de la función, una divertida Bel Powley que robará las risas de la platea, con un encanto y un timming cómico estupendos.

Poco mÁs que añadir a una producción sencilla, amable, muy correcta y simpática de la que no te engaña en absoluto. Noche Real es la denominación de comedia británica por autonomasia, bañado con un toque mucho mayor de inocencia y ternura, pero de la que es muy difícil resistirse debido a lo fácil que te lo pone en todo momento. No pretende ser la octava maravilla del mundo, desde luego, pero sabe a la perfección el producto que es, y debido a esto, su acierto de ceñirse a rajatabla a su condición, me parece un acierto tremendo que, podrá gustar o no, pero engañarte…lo mas mínimo.

Nota Factoría del Cine: 6

Manu Monteagudo

JFPCríticascine británico,Críticas,Noche real
La comedia británica es, sin duda, uno de los géneros mas amables que existen hoy por hoy con el don del buen gusto para contentar a todo tipo de audiencias (el único que parece competir con el es la comedia francesa). Es cierto que, en casos determinados, los ingleses...