Llegó la Semana Santa ¿y eso qué significa? Que cada año siempre se aprovecha la ocasión de estrenar una película de temática religiosa (en algunos casos con un éxito indiscutible como fue La Pasión de Cristo de Mel Gibson), y esta vez le ha tocado el turno a Resucitado (aunque sus probabilidades de éxito aquí las veo mas bien escasas, al estrenarse el mismo día que Batman vs Superman…pero eso ya es otra historia). Lo que más me ha llamado la atención de una producción como Resucitado (Risen) es su director, Kevin Reynolds. El que, en su momento, fue uno de los directores mas solicitados de la década de los 90, gracias a producciones como Robin Hood, Rapa Nui, pero el descalabro de Waterworld (producción que ha envejecido bastante bien, todo hay que decirlo) fue el que dejó a este director aparcado para producciones más discretas (entre ellas se encuentran La venganza del Conde de Montecristo o Tristan e Isolda). En mi caso, siempre me ha parecido un director que maneja bastante bien sus producciones de entretenimiento, y en Resucitado sigue dando muestras de su capacidad para entretener, a pesar de contar con un guión que, mejor será dejar de lado.

Resucitado es la épica historia bíblica sobre la resurrección, contada desde los ojos de un no creyente. Clavius (Joseph Fiennes), un poderoso militar romano y su ayudante, Lucius (Tom Felton), son asignados para resolver el misterio sobre lo que le ocurrió a Jesús en las semanas posteriores a su crucifixión, con el fin de combatir los rumores del mesías resucitado y prevenir una revuelta en Jerusalén.

Desde luego, Resucitado posee una premisa bastante curiosa y sugerente que pocas producciones se han atrevido a contar (la resurrección de Cristo y sus días posteriores), y es ahí donde posee el mayor interés por ver la propuesta que sus creadores quieren aportar a la película. Y durante una buena parte del metraje asistimos a una investigación, casi policial, que mantiene la atención del espectador y del que, afortunadamente, apenas aburre, debido al buen ritmo que maneja su director (algo que siempre se le ha dado bien, desde luego), intentando descubrir los acontecimientos de tal “milagro”.La sensación que da al espectador, una vez está visionando el film, es que se trata de una película honesta en sus intenciones, mas propia de una serie B con aspiraciones algo mayores, pero de la que no pretende otra cosa que hacer pasar un rato entretenido al respetable…

Ahora bien, una vez el filme muestra sus cartas, Resucitado se convierte en una película de adoctrinamiento que, por momentos, llega a resultar sonrojante. Desde luego, posee buenas intenciones, no lo pongo en duda, pero a la hora de llevarlos a cabo resulta tan intencionado y tan masticado lo que quieren proponer que resulta demasiado evidente y para un público claramente marcado. El cambio tonal que ofrece la película, aunque no desentone mucho, termina por ser demasiado pueril, y aunque no deja de resultar entretenido (es un viaje hacia la fe), el misterio desaparece y termina por resultar demasiado conservador. Además, y esto ocurre en todo su metraje, Joseph Fiennes, aunque resulte discreto, parece forzado durante todo el film, como si no terminara de creerse ni su personaje, ni la época en la que está…parece como si estuviera en otra película, y aunque haga sus esfuerzos parece no estar del todo cómodo con su papel o con el propio proyecto.

Pese a todo, he de decir que el filme luce especialmente bien y se agradece sobremanera que su director, Kevin Reynolds, no abuse casi en ningún momento del CGI (es más, como mucho conté dos momentos). En lo que se refiere al apartado técnico, Resucitado es un triunfo, pues todo resulta creíble debido a la utilización de decorados y de paisajes que se notan reales, haciendo fácil el ambientarnos en la época: tanto el magnífico diseño de producción (que consigue que nos creamos todo lo que vemos) como el trabajo de vestuario (estupendo también) e incluso la banda sonora de Roque Baños (que resulta mas coherente y mas acertado en su visión del personaje central), realizan un trabajo estupendo que dotan a la película de una solidez que su libreto no tiene. Por eso, se agradece que en estos tiempos de tanta tecnología digital, se apueste por lo práctico, resultando mucho más eficaz y, desde luego, mucho más creíble en su conjunto.

Pese a todo, no voy a mentir, Resucitado me resultó hasta cierto punto simpática, por su condición de serie B (casi parece un peplum), me recordó a las antiguas producciones religiosas que se hacían con un marcado carácter religioso del que, Resucitado, no se despega, y, aunque resulta demasiado superficial y pueril el conflicto de la fe que quiere tratar, nunca me resultó aburrida, que ya es decir bastante. Por ello, mis sentimientos encontrados con este film, aunque se decanten mas por la balanza de lo positivo (por su capacidad de entretenimiento y por su apuesta por la ausencia de cualquier elemento digital), me resulta bastante chocante, pues no voy a negar que la he disfrutado mínimamente, pero con unas lagunas evidentes hasta la médula. Si quieren pasar un rato distraído, desde luego ,no se arrepentirán, pero quien quiera ver una propuesta que juegue con la ambiguedad de la historia de Cristo…será mejor que espere para otra película.

Nota Factoría del Cine: 5,5

Manu Monteagudo

JFPCríticasCríticas,religión,Resucitado
Llegó la Semana Santa ¿y eso qué significa? Que cada año siempre se aprovecha la ocasión de estrenar una película de temática religiosa (en algunos casos con un éxito indiscutible como fue La Pasión de Cristo de Mel Gibson), y esta vez le ha tocado el turno a Resucitado...