Después de su binomio “Barcelona nitd’estiu” y “Barcelona nitd’hivern”, ambas producidas por El Terrat, el siguiente paso en la filmografía de Dani de la Orden es una comedia a la mayor gloria de Andreu Buenafuente, en su primer protagonista para el cine y Berto Romero, dos de los más reconocidos showmans del “late night” español reciente, que además acaban de estrenar juntos un nuevo programa llamado “Late Motiv”.

Con un guión de David Serrano, que en estos momentos tiene otra comedia en cartelera “Tenemos que hablar” y Diego San José, responsables de algunas de las comedias españolas más vistas de lo que va de siglo (“Ocho apellidos vascos”, “Días de Fútbol”…), “El pregón” nos cuenta la historia de dos hermanos que durante los noventa fueron estrellas fugaces del pop español y ahora afrontan como pueden la resaca de ese éxito efímero. Para ello volverán a su pueblo de origen para hacerse cargo de una oferta tentadora, dar el pregón de las fiestas populares por una jugosa cantidad económica.
Este es el punto de partida para una comedia repleta de gags, que aunque algunos funcionan mejor que otros, está trufada de momentos realmente divertidos y todo el transcurso de la casi anecdótica trama de la película apela a la parte más gamberra de los personajes y a la emotividad de un fondo fraternal con una resultona retahíla de momentos descacharrantes que funcionarán entre el público que se acerque a esta película sin muchas pretensiones y de manera desprejuiciada.

Aprovechando la excelente química entre los actores protagonistas y sus ya conocidos chistes explotados en televisión sobre el ficticio parentesco que ha fraguado una fructífera colaboración mutua en los programas que han llevado a cabo, Berto Romero lleva al límite a su personaje Richi y sale más que airoso. Cada aparición suya con su estilo “slaptstick” lleva al espectador a la carcajada sonora y mientras Andreu Buenafuente afronta a un personaje más agridulce, dejando rienda suelta a su socarronería en los momentos que le permite un guión que está escrito para que ellos brillen consiguiéndolo con creces. A su lado Jorge Sanz, tras su exitoso episodio especial en la ya mítica serie” ¿Qué fue de Jorge Sanz?” de David Trueba, vuelve al cine en primera línea con un personaje crápula de manera muy atinada y Goyo Jiménez acompaña con su peculiar humor en un rol de soporte. La chica de la película es Belén Cuesta, la revelación de “Ocho apellidos catalanes” sigue explotando su vena cómica, consagrando que su presencia va a ser muy constante en años venideros por su talento innato para este tipo de propuestas. Dentro de poco estrenará otra comedia, la denominada por su creador erótica festiva “Kiki, el amor se hace” de Paco León.

Con una estética más usual que en sus anteriores películas, Dani de la Orden recuerda en su realización a otras comedias rurales del estilo como “¡Que se mueran los feos!” de Nacho Garcia Velilla o la exitosa “buddy movie” de Daniel Sánchez Arévalo “Primos”.

Un pasatiempo con una duración adecuada, que no encierra un discurso profundo ni unas ínfulas pretenciosas, pero que es autoconsciente de su carácter evasivo y ligero que la hace disfrutable. Da la sensación de que es la película que quiere ser y llega directa a un objetivo muy reivindicable: hacer reír.

Nota Factoría del Cine: 6

Chema López

JFPCríticasANDREU BUENAFUENTE,Berto Romero,Críticas,Dani de la Orden,El pregón
Después de su binomio “Barcelona nitd’estiu” y “Barcelona nitd’hivern”, ambas producidas por El Terrat, el siguiente paso en la filmografía de Dani de la Orden es una comedia a la mayor gloria de Andreu Buenafuente, en su primer protagonista para el cine y Berto Romero, dos de los...