Disney tiene grandes éxitos de taquilla, sobre todo dentro del género de la animación, pero también cuenta con algunos de los mayores fiascos de la última década como “John Carter”, pérdidas estimadas de 120 millones; “Tomorroland”, pérdidas estimadas de 78 millones de dólares; o “El llanero solitario”, pérdidas estimadas de 119 millones.

Y, este año la empresa Disney no ha comenzado muy bien en su apartado cinematográfico porque la película “La hora decisiva”,de Craig Gillespie, que se estrenó en USA el pasado 6 de marzo, sumando sólo 26 millones y otros 14 en el resto del mundo, ha supuesto unas pérdidas de 75 millones de dólares. No hay datos oficiales sobre su presupuesto, pero mucho me temo que no habrá costado menos de 100 millones de dólares, cifra a la que habría que sumar al menos 70 millones en gastos de publicidad y copias a nivel mundial.

En nuestro país todavía no se ha estrenado y no hay fecha oficial de lanzamiento.

En su reparto aparecen Chris Pine, Ben Foster, Eric Bana, Casey Affleck, Graham McTavish, Holliday Grainger y Kyle Gallner, entre otros. Nombres poco atractivos para el gran público para tratarse de una producción, ¿no?

¿De qué va?

En el invierno de 1952, Nueva Inglaterra fue golpeada por el viento del norte más brutal en muchos años. Como el tiempo causó estragos en la tierra, la congelación del Atlántico lo convirtió en una zona azotada por el viento, lleno de peligro, preparando el escenario para una de las historias de rescate más heroicas que jamás se hallan vivido. En las primeras horas del lunes, 18 de febrero, mientras que la tormenta arreciaba, dos petroleros, el Pendleton y Fort Mercer, se encontraron en la misma horrible situación. Construidos con “acero sucio”, no estaban preparados para afrontar semejante temporal. Dejando a docenas de hombres a bordo completamente a merced del Atlántico.

El tráiler:

JFPTaquillaDisney,fracaso,La hora decisiva,Taquilla
Disney tiene grandes éxitos de taquilla, sobre todo dentro del género de la animación, pero también cuenta con algunos de los mayores fiascos de la última década como 'John Carter', pérdidas estimadas de 120 millones; 'Tomorroland', pérdidas estimadas de 78 millones de dólares; o 'El llanero solitario', pérdidas estimadas...