The Lady in the Van cuenta la historia real de la señora Shepherd, una anciana que vive en su furgoneta, un buen día aparca en la calle del dramaturgo Alan Bennett y se estaciona allí durante un largo de tiempo construyendo así una convivencia en el residencial barrio donde viven los habitantes de esta comedia británica con más calado social del que cabría esperar y con una Maggie Smith que como acostumbra, interpreta de manera excelente a la protagonista, una cascarrabias que llena de gracia la película.

Anteriormente había sido llevada al teatro y también la había protagonizada la misma actriz, y para la ocasión el director de cintas como La locura del Rey Jorge o El crisol, Nicholas Hytner se pone tras la cámara para darle dimensión fuera de las tablas de los escenarios a esta historia profundamente humana y con ese toque de humor inglés que funciona de manera milimétricamente ajustada.

En todo momento se nota que han optado por un género tragicómico, no exento de negrura en su tono y aún guardando una elegancia formal, queda lejos del cine inglés más pegado al asfalto como los que llevan a cabo cineastas como Ken Loach o Mike Leigh, y la emotividad viene de la mano de un relato conmovedor por humanista y extrapolable a cualquier situación social que nos invade cada día en las grandes ciudades.

La siempre inagotable actriz británica, se adueña así de un personaje que significa un vehículo para su lucimiento pero al que trata con mucho cariño (de hecho ha conseguido ser candidata al Bafta británico por esta interpretación). La ganadora de dos oscars, por Viajes con mi tía, y Los mejores años de Miss Brodie, vuelve con ese tipo de personaje que ella domina pero al que también dota de una personalidad única, esta vez, eso sí, huyendo del protocolo de la alta sociedad que ha llevado a cabo durante los últimos años en la exitosa serie DowntonAbbey.

Su partenaire en la pantalla es Alex Jennings que interpreta al propio autor de la obra original que también firma el guión de la película. El actor, no decepciona imprimiendo ligereza en su personificación de ese hombre que se involucra con su peculiar vecina. El resto del reparto se completa con Dominic Cooper, James Corden o JimBoadbent.

Nos encontramos ante una película que contagia de risas al espectador y que resulta muy agradable de ver. Además tiene un poso de reflexión sorprendente y su apuesta por la dramedia se ajusta a la perfección con lo que nos quieren contar.

La vida en movimiento de la que disfrutaba la señora Shepherd, quizá sea el motor para no estancarse en el hastío de la vida y el disfrute personal de ser uno mismo tiene el precio del dedo acusador de los demás pero guarda el misterio de la libertad absoluta.

Nota: 6’5.

Chema López

JFPCríticasCríticas,Maggie Smith,The Lady in the van
The Lady in the Van cuenta la historia real de la señora Shepherd, una anciana que vive en su furgoneta, un buen día aparca en la calle del dramaturgo Alan Bennett y se estaciona allí durante un largo de tiempo construyendo así una convivencia en el residencial barrio donde...