He de admitir que admiro mucho cuando un director cambia completamente de registro de una película para otra, pues, además de demostrar su valía para distintos géneros, demuestra su inquietud por contar historias de diversa índole demostrando su versatilidad como director en diferentes facetas. Muchos lo han intentando y han fracasado en el intento (aunque es algo comprensible) pero otros han conseguido sorprender a propios y a extraños (véase Spielberg…que ha dominado casi todos los géneros con una perfección absoluta). Comento esto por que el cambio de registro de Matteo Garrone me ha sorprendido gratamente, pues tras realizar una de las películas de la mafia mas destacadas de la mafia italiana con Gomorra (y que poseía un estilo bastante seco y directo) y películas de diversa índole pero ancladas en un género ciertamente parecido, se ha atrevido a probar con el género de fantasía puro y duro con EL cuento de los cuentos, y lo cierto, es que, sin ser perfecta, desde luego demuestra una inquietud visual que se explaya en esta película.

Inspirada en los famosos relatos cortos de Giambattista Basile, El cuento de los cuentos de Matteo Garrone es una fascinante epopeya cinematográfica. Desde la amarga busqueda de la Reina de Longtrellis (Salma Hayek) que renuncia a la vida de su marido (John C. Reylly), a dos misteriosas hermanas que encienden la pasión del Rey de Strongcliff (Vincent Cassel), al Rey de Highhills (Toby Jones) obsesionado con una Pulga gigante que le lleva a romper el corazón de su joven hija, estas historias mezclan lo fabuloso con lo grotesco creando una obra asombrosa y absolutamente original de tintes góticos.

El cuento de los cuentos no es un film fácil de vender. Si, es cierto que es un film de fantasía, que cuenta con un reparto bastante interesante, y que visualmente llama la atención (desde luego que si), pero también es difícil que encuentre su público. Con esto no quiero decir que el film sea fallido, ni mucho menos, pero entiendo que sea difícil de entrar en su relato, achacando un ritmo que por momentos resulte moroso y en el que alarga alguna que otra acción innecesariamente, quedándose en un estancamiento narrativo que no la beneficia mucho en algunas de sus historias (aunque sabe remontar bastante bien en sus historias). Por eso, quien espere el clásico cuento repleto de fantasía y escenas mágicas se va a dar con un canto en los dientes, ya que aquñí las tres historias que nos narran posee los elementos justos de fantasía para centrarse en los elementos oscuros del ser humano…y en ese sentido, creo que las moralejas de cada cuento, resultan bastante efectivas.

En cierta medida el atractivo principal de la película es un apartado visual sobresaliente, que me recordó a un film de similares características como es The Fall (una de las mejores películas de fantasía de la década..ahí no es nada), aunque sin resultar desbordante como aquella cinta de Tarsem Sigh. Tanto un diseño de producción excelente, que apuesta por lo sencillo pero creando alguna que otra escena de imágenes increíbles (el desfiladero donde se esconde el monstruo marino, en un paisaje que transmite pura magia), como por un trabajo de vestuario maravilloso (atención a los trajes de la Reina de Longtrellis, impresionantes por los destellos de color que ofrece), una fotografía estupenda, que sabe diferenciar los colores de cada historia (aprovechando al máximo los contrastes en algunas escenas con el vestuario y el fondo de la imagen…atención a aquella en la que uno de los personajes…se come un corazón),una trabajo de maquillaje y efectos prácticos impecables (atención a la pulga o al maquillaje de las hermanas) y una banda sonora de Alexandre Desplat sorprendentemente diferente a su peculiar estilo (parece de Bruno Coulais), consiguen el elemento fantasioso que el film necesita a gritos con la elegancia de no excederse en cada uno de ellos, aportando el elemento justo y necesario.

Respecto al reparto hay de todo un poco: Salma Hayek no termina de resultar del todo convincente, debido también a un personaje que en su libreto se le pudo sacar un partido mucho mayor, y la actriz mexicana intenta hacer lo que puede (aunque en alguna que otra escena, sobre todo cuando tiene que hablar, se la nota muy forzada) ; Vincent Cassell tiene un papel que, aún resultando algo plano (su personaje así se lo pide) sabe aprovecharlo con un punto satírico que le beneficia mucho ; Toby Jones, como siempre, está esplendido, aunque por momentos no entendamos las motivaciones por las que se mueve su personaje; Bebe Cave tiene uno de los mejores personajes de las película (por que es el que mas evoluciona, y por que tiene las historia mas truculenta de todas); y especialmente el dúo formado por Hayley Carmichael y Shirley Henderson, que están IMPECABLES las dos. Por cierto, también cabe mencionar la breve intervención de John C Reilly, que aunque aparezca poco, no por ello quiere decir que su personaje sea menos importante.

Entiendo pues a la gente que no conecte con una película como El cuento de los cuentos, pero en mi caso fue una película que me atrapó por un apartado audiovisual magnífico y muy cuidado y por una apuesta por el cuento adulto que, a día de hoy, se agradece. Desde luego, no es perfecta (tarda bastante tiempo en presentar las situaciones y llegar al grano…aproximadamente una hora de película), pero, como he dicho antes, se agradecen propuestas semejantes que no ofrezcan lo mismo de siempre. Será difícil que encuentre su público, pero Garrone sabe manejar la fantasía con delicadeza y respeto por el género…algo de lo que no muchos pueden presumir.

Nota Factoría del Cine: 6

Manu Monteagudo

JFPCríticasCríticas,El cuento de los cuentos,Mateo Garrone,SALMA HAYEK
He de admitir que admiro mucho cuando un director cambia completamente de registro de una película para otra, pues, además de demostrar su valía para distintos géneros, demuestra su inquietud por contar historias de diversa índole demostrando su versatilidad como director en diferentes facetas. Muchos lo han intentando y...