La idea base de Pixels, la película surgió a raíz de un corto francés de 2010 con el mismo nombre en la que un ciudad (que ahora desconozco) se convertía progresivamente en una urbe pixelada. Esta sencilla pero original idea, mantenía una carga visual excelente que era la base primordial de este cortometraje, pues no había mas historia que esa (y conseguía que no apartaras la vista de la pantalla). Viendo la escasez de idea originales en Hollywood, no es de extrañar que cogieran la idea base de este corto para realizar un largometraje de los grandes estudios…¡y dicho y hecho! Dirigida por un nombre tan reconocido como Chris Columbus (que todo hay que decirlo…desde Harry Potter no ha conseguido un éxito semejante respecto a su trabajo, y no creo que Pixels sea su retorno definitivo) y con un plantel de actores encabezado por Adam Sandler, Michelle Monaghan, Peter Dinklage, Josh Gad, y Kevin James, las vibraciones respecto a este film, viendo sus avances, no hacían presagiar gran cosa, sinceramente…y aunque he de admitir que me encontré con lo que esperaba, también he de decir que consigue que sea un pasatiempo distraído y en algún que otro momento divertido…ni más ni menos. Quien espere algo mas, mejor será que siga esperando para otra ocasión….

En Pixels, unos alienígenas intergalácticos malinterpretan los videojuegos arcade clásicos como una declaración de guerra contra ellos y deciden atacar la Tierra usando esos juegos como modelos para sus múltiples asaltos. El Presidente Will Cooper (Kevin James) debe llamar a su mejor amigo de la infancia Sam Brenner (Adam Sandler), quien fuera campeón de videojuegos en los años 80 y ahora es instalador de sistemas de cine en casa, para que dirija a un equipo de arcaders de la vieja escuela (Peter Dinklage y Josh Gad) que pueda derrotar a los alienígenas y salvar al planeta. A ellos se unirá la teniente Coronel Violet Von Patten (Michelle Monaghan), una especialista que dará a los arcaders armas únicas para combatir a los alienígenas.

Si has visto el avance de la película y te ha convencido lo que has visto, no lo dudes…vete a ver Pixels. En cierto modo, no te engaña lo más mínimo, pues es consciente de lo tonta que puede llegar a ser y no se avergüenza de ello…y sinceramente, se agradece en estos casos. El film es un entretenimiento ligero para pasar el rato que no esconde su condición de pasatiempo, y como tal, lo cierto es que la película cumple con lo que promete, ¿Es divertida? Más de lo que yo pensaba, para ser sinceros (los vídeos de aviso marcianos son desternillantes) ¿Es entretenida? Desde luego, lo es (aunque el film alarga bastante algunas escenas innecesarias, provocando así que sea algo pesada en su bloque final) ¿Es espectacular? Cuando el film ofrece lo que el espectador iba buscando, desde luego, no decepciona, ¿es original? Desde luego…no ¿ tiene personalidad? Rotundamente no. Básicamente, lo que uno puede atisbar en los tráilers del film es lo que se va a encontrar en la película, ni más ni menos.

Chris Columbus nunca ha sido un director que destaque por su personalidad, y aquí no iba a ser menos, limitándose a cumplir con su trabajo de forma funcional y correcta, siendo los efectos visuales los auténticos protagonistas del film, que en este caso, son excelentes, y cuando el film se pone en materia, hay determinados instantes donde el espectador no sabe hacia donde mirar de tanta filigrana visual que acontece en la pantalla. Cabría destacar el primer ataque en Londres (sin duda el mejor ejecutado de todos, a la par que divertido y espectacular), la persecución de Pacman (muy vistosa) y la orgía visual que supone su clímax final con el ataque a la ciudad de Washington (y con el nivel final de Donkey Kong). El resto…una comedia del montón que, en alguna que otra ocasión consigue sacarte alguna que otra sonrisa, pero que no se aleja en ningún momento de lo estandartes de las comedias protagonizadas por Adam Sandler (por algo este film está protagonizado por él).

¿El reparto? Pues lo esperable…Adam Sandler haciendo de Adam Sandler (no es algo que sorprenda mucho, aunque siempre ofrece su particular carisma…a mi ni me va ni me viene, lo tolero); Michelle Monaghan luciendo tipo (en el film no paran de mencionar el bellezón que es…no sin razón) y mostrando mucho encanto (las escenas que comparte con Sandler poseen cierta química, lo cual se agradece); Peter Dinklage pasándoselo en grande, aunque pudo aprovecharse mucho mejor personaje semejante (se queda a medio camino sin que resulte especialmente destacable…y posibilidades había); Josh Gad haciendo de Josh Gad (otro como Adam Sandler…ni me va ni me viene); Kevin James haciendo de Kevin James (y ya van tres…aunque a este le tolero bien poco, he de admitir, y ese presidente de los Estados Unidos no se lo cree nadie); Sean Bean en un papel divertidísimo (me arrancó todas las risas cada aparición suya); Brian Cox en un papel harto secundario pero con algún momento desternillante (su primera entrada es uno de los mejores apuntes cómicos del film); y una aparición de Fiona Shaw que es lo mas divertido del film, sin dudarlo.

Acompañado de un 3D que, para esta ocasión, le viene de perlas, y funciona especialmente bien en las escenas de acción (donde los pixels saltan de la pantalla), Pixels es un pasatiempo ligero, perfecto para el verano si lo que vas buscando es pura distracción. Es tonta, de eso no hay duda, pero creo que si uno observa los avances, uno ya es consciente del producto que va a visionar y en ese sentido, esta cinta, no te engaña. Aparquen el cerebro a un lado del asiento, tómense sus palomitas y refresco, y disfruten de un film distraído, medianamente divertido y visualmente vistoso. Ni más, ni menos.

Nota Factoría del cine: 5

Manu Monteagudo

JFPCríticasAdam Sandler,critica,Pixels
La idea base de Pixels, la película surgió a raíz de un corto francés de 2010 con el mismo nombre en la que un ciudad (que ahora desconozco) se convertía progresivamente en una urbe pixelada. Esta sencilla pero original idea, mantenía una carga visual excelente que era la base...