Como ya dije la comedia francesa tiene tirón en nuestro país, o eso lo parece, viendo la cantidad de estrenos asociados a este género que han ido sucediéndose durante los últimos meses intentando buscar un éxito de taquilla como buenamente puedan (a ver si en alguna de ellas suena la flauta). Este es el caso de Unos días para recordar, la última película del director francés Jean Becker (del que por cierto…no he visto ningún film previo suyo, y eso que su lista es bastante extensa y bien reconocida…será por falta de tiempo), que cuenta en su reparto con el actor francés Gerard Lanvin, un rostro francés al que se le ha asociado primordialmente en dramas o en thriller policíacos, y que aquí se mueve en el terreno de la comedia con resultados la mar de correctos.

Después de caerse al río Sena, Pierre (Gerard Lanvin) debe pasar cuatro semanas de convalecencia forzosa en el hospital. Allí no para de recibir, a todas horas, las visitas de amigos, familiares, otros pacientes y personal médico…. Atrapado en su cama con tiempo para reflexionar, se da cuenta que su convalecencia le brindará la oportunidad de empezar una nueva vida.

Unos días para recordar no engaña a nadie y sabe lo que es en todo momento. Sabe lo sencillo de una premisa que ofrece las dosis de optimismo justas para satisfacer a un público que en su visionado, pasará, lo mas seguro, un rato agradable. Ni más ni menos. El film opta por una sencillez que la beneficia primordialmente al centrarse en el día a día de Pierre en el hospital y cómo a través del diálogo o relaciones humanas, va aprendiendo a ser mejor persona. En ese sentido, la cinta, que apenas sale de las paredes del hospital, es un continuo pasaje de personajes que entran y salen de la vida del protagonista con la intención de hacer de las vidas de cada uno, un mundo mejor y mas feliz. Y se agradece que el tono meloso no se apodere del metraje, pues sabe esquivarlo de buena manera aportando naturalidad y simpatía con gran facilidad y buen hacer a través de la construcción de sus personajes y actores.

También es cierto que su ligereza consigue que una vez salgas de la sala te olvides de ella, pues no hay ninguna escena perdurable que se quede grabada en nuestra memoria (aunque las pretensiones del film tampoco es que sean esas), pues el film, repito, es sencillo en sus pretensiones y no esconde ningún as bajo la manga. Todo transcurre con la mayor de las correciones, sin aportar la suficiente personalidad, siendo precisamente los actores los que mejor salen parados en este relato: Gerard Lanvin resulta harto convincente en su personaje de cascarrabias que va mutando poco a poco gracias a los personajes que rodean el hospital; Jean Pierre Darrousin mantiene una química con el protagonista estupenda; Swan Arlaudd está correcto en su papel de chapero que salva la vida de Pierre (aunque algo forzado lo de su personaje); Daniel Gichard como hermano de Pierre, lo mismo; Anne Sophie Lapix lidia con el personaje mas prescindible del relato, aunque la actriz lo aprovecha bien; y especialmente una encantadora Claudia Tagbo, que imprime el optimismo que el film quiere sacar a relucir, robando cada una de las escenas del film (es mas, su presencia, se agradece muchísimo cada vez que aparece).

Así, Unos días para recordar es un film ligero, sencillo, una comedia amable de superación personal que no engaña en sus pretensiones. Lo hace con la mayor de las simplezas, pero si se hace bien, como en este caso, se consigue resultados óptimos que, aunque no perduren en la memoria, al menos conseguirán que seas algo más feliz por unos minutos. Por eso mismo, y por ese mensaje tan optimista a través de las causas mas sencillas, este film es recomendable si quieres pasar hora y media de tu vida alejado de problemas y alegrarte, aunque sea un poco, el día.

Nota Factoría del Cine: 6.

Manu Monteagudo

JFPCríticasCríticas,Gerard Lanvin,Unos días para recordar
Como ya dije la comedia francesa tiene tirón en nuestro país, o eso lo parece, viendo la cantidad de estrenos asociados a este género que han ido sucediéndose durante los últimos meses intentando buscar un éxito de taquilla como buenamente puedan (a ver si en alguna de ellas suena...