He de decir que tengo cierta debilidad por la saga iniciada por James Cameron. La primera Terminator fue contemplada por mis ojos con una edad temprana (aproximadamente unos 6 o 7 años) y he de decir que me embaucó y me mantuvo en vilo de principio a fin en un film que en futuros revisionados no ha hecho más que mejorar como los buenos vinos (un film de serie B puro y duro pero camuflado bajo una historia que trasciende mas allá de este género, siendo así un merecido clásico de la ciencia ficción bien entendida).Pero lo mejor estaba por venir cuando el mismo director James Cameron nos ofreció una segunda entrega IMPRESIONANTE, ofreciendo, mas que un relato de ciencia ficción e incluso terror (recordemos que el primer Terminator incluía momentos de puro horror), una cinta de acción que en estos momentos, sigue encontrándose como una de las mejores de este género de la cual pocas han conseguido superar. Con la difícil tarea de superar este dueto fantástico, su tercera entrega se hizo esperar, y sin James Cameron detrás, nos llegó una tercera entrega que, por mucho que se haya hablado mal de ella, me pareció una secuela bastante digna y muy entretenida (aún recuerdo esa espectacular persecución con la grúa) con un final excelente que ponía punto y final a la saga con mucha efectividad. Se intentó continuar la saga en el mundo post apocalíptico de Skynet con Terminator Salvation, dirigido por McG, pero los resultados fueron decepcionantes en todos los sentidos (el film tenía un guión mediocre y era aburrida…muy aburrida).

Por eso, esta nueva entrega, en la que vuelve Arnold S., Terminator Génesis sería la prueba definitiva de si el público se ha cansado o no de esta saga…y por las cifras de su estreno y por sus flojas críticas al parecer el público no ha respondido como se esperaba, aunque aquí un espectador, se lo ha pasado medianamente bien ante un entretenimiento mejor de lo que esperaba, y que, intenta retomar la franquicia dando una vuelta de tuerca a la saga que, en manos de un servidor, le ha parecido la mar de correcto.

Cuando el líder de La Resistencia, John Connor (Jason Clarke), envía al Sargento Kyle Reese (Jai Courtney) de vuelta a 1984 para proteger a Sarah Connor (Emilia Clarke) y salvaguardar el futuro, se producirán acontecimientos inesperados que crearán una fractura en la línea del tiempo. Ahora, el Sargento Reese se encuentra en una nueva y desconocida versión del pasado donde se encontrará con aliados inesperados, como el Guardián (Arnold Schwarzenegger), nuevos y peligrosos enemigos y una inesperada misión: reiniciar el futuro.

Terminator Génesis es honesta en sus intenciones, y su única pretensión es ser un entretenimiento veraniego donde el espectador busque una distracción para pasar el rato, y lo cierto es que el film cumple ese objetivo. Durante sus aproximadamente dos horas de duración, el film consigue ser una especie de homenaje a la saga dando una vuelta de tuerca a la historia para así continuar con nuevas entregas y, desde mi punto de vista, tal pretensión funciona bastante bien, pues sirve como homenaje y como nueva savia a posteriores producciones. Se toma en serio en su justa medida, pero es en su falta de pretensiones donde el film juega su mejor baza, y ahí tenemos la aparición de un Arnold Schwarzenegger que, digámoslo ya, se lo pasa genial en la película. Su retorno le ha sentado de maravilla y la vis cómica que ofrece el actor en esta entrega funciona estupendamente por lo bien medido que está su personaje (por algo le llaman “abuelo” en esta entrega…ya sabrán por qué).

El hecho de retomar la saga desde el inicio pero aportando los cambios necesarios a esta trama sirve de buena manera para contarnos una nueva historia entre Kyle Reese y Sara Connor, y lo cierto es que a mí, me ha convencido. Me ha convencido por el simple hecho de que por fin poseen otra película juntos donde ellos pueden decidir el futuro de la humanidad, y tanto Emilia Clarke como Jai Courtney funcionan bastante bien en sus respectivos papeles sin que echemos de menos a sus predecesores (aunque en el caso de Sarah Connor es difícil, MUY difícil olvidar a un mito como Linda Hamilton). En el caso de Jason Clarke resulta convincente, pero su personaje es una lacra, y no por el guión…sino porque el tráiler del film es lo peor que le ha podido pasar a esta película, pues te cuenta una sorpresa argumental que desvela mas de la mitad de la película, perdiendo el impacto que habría funcionado de maravilla si no se hubiera desvelado en sus avances…así que mi recomendación es que no veáis ni un solo avance del film sino queréis que os chafen una de las mejores sorpresas que tiene guardada la película.

El resto funciona con piloto automático: con esto me refiero a que la dirección de Alan Taylor no imprime la personalidad suficiente para hacer del film suyo, y en ese sentido, su puesta en escena es correcta pero bastante impersonal (aunque he de admitir que calca los planos de las originales de forma que son prácticamente idénticas), y su guión por momentos se enrevesa mas de la cuenta en su propia historia, aunque afortunadamente el tono de la misma en torno a esto mismo, no se toma lo suficientemente en serio, lo cual, consiguen solventarlo con eficacia. Respecto a los efectos visuales, pues lo normal en este tipo de producciones, sin destacar mas allá de lo que hicieran las otras producciones, y sus escenas de acción resultan convincentes aunque sin que destaque ninguna por encima de ellas (resultan bastante breves, todo hay que decirlo). Lo que me gustaría destacar es una estupenda banda sonora de Lorne Balfe que funciona como un guante en la película y sabe en qué momento debe utilizar la famosa melodía en su narrativa y aportar nuevos temas la mar de convincentes que ayudan a levantar el film en su ritmo e interés.

Así pues, Terminator Génesis, sin ser nada del otro mundo, al menos ofrece un entretenimiento bastante efectivo que consigue su objetivo sin pretender ser otra cosa de lo que es: un entretenimiento veraniego. Quizás otros se esperaban una nueva forma de retomar la saga definitiva, pero es difícil superar unas dos primeras entregas que son parte de la historia del cine y Terminator Génesis no pretende hacer eso ni por asomo, siendo consecuente con lo que es. En ese sentido, su honestidad y eficacia la beneficia, y aunque no perdure demasiado en la memoria, deja un poso mucho mejor que su anterior entrega, al intentar retomar la saga desde un punto de vista distinto que funciona bastante bien como forma de reiniciar la franquicia. Algo difícil de conseguir y que esta película lo ha conseguido decentemente, sin salir mal parada, ni como homenaje, ni como reinicio.

Nota Factoría del Cine: 6.

Manu Monteagudo

JFPCríticasArnold Schwarzenegger,Críticas,Terminator Genesis
He de decir que tengo cierta debilidad por la saga iniciada por James Cameron. La primera Terminator fue contemplada por mis ojos con una edad temprana (aproximadamente unos 6 o 7 años) y he de decir que me embaucó y me mantuvo en vilo de principio a fin en...