Que una película, con un guión que no creo que supere los dos folios de contenido y en el que apenas hay diálogos, me haya atrapado durante sus dos horas de duración, es decir mucho a favor del nuevo reinicio de la franquicia “Mad Max”, dirigida de nuevo por George Miller, casi 30 años después de la tercera entrega protagonizada por Mel Gibson.

Mad Max: furia en la carretera” son dos horas de rodaje de una persecución, seguramente, la más larga de la historia del cine. Una persecución que no aburre al espectador por un montaje excelente, por sus escenas de acción impolutas, por una música (heavy metal) brutal, y por una escenografía y diseño artístico realmente originales, como ese bólido en cuya parte trasera van cuatro hombres tocando sus tambores, u otro en cuya parte delantera va un loco guitarrista heavy tocando su guitarra con unos inmensos altavoces detrás.

George Miller, a sus 70 años de edad, ha rodado el mejor filme de su carrera, y se nota que llevaba detrás de este proyecto más de 10 años. Un proyecto varias veces truncado, una por culpa del 11-M que hizo bajar considerablemente la cotización de los dólares australianos y otra por una inundación. Quizás todo esto le ha venido bien a Miller para tener tiempo y planificar hasta la extenuación cada fotograma de “Mad Max: furia en la carretera”. Además, en unas décadas donde todo el cine de acción está lleno de secuencias digitales, hay que aplaudir al veterano director australiano por hacer el mínimo uso de la tecnología para este rodaje, ¿tomarán nota otros directores?

Además, “Mad Max: furia en la carretera” también nos deja un personaje que, seguramente, pase a la historia del cine, “Imperator Furiosa”, magistralmente interpretada por una Charlize Theron que no deja de sorprendernos.

Por cierto, la película está siendo un éxito de taquilla por lo que ya se ha dado luz verde a una segunda parte, la quinta dentro de la franquicia “Mad Max”, ¡qué ganas!

Nota Factoría del Cine: 7.

JFPCríticasCríticas,Furia en la carretera,George Miller,Mad Max
Que una película, con un guión que no creo que supere los dos folios de contenido y en el que apenas hay diálogos, me haya atrapado durante sus dos horas de duración, es decir mucho a favor del nuevo reinicio de la franquicia 'Mad Max', dirigida de nuevo por...