Últimamente tenemos una racha en nuestras carteleras cuyo tema principal es sobre la supervivencia y la humillación de los actores que intentan, como sea, sobrevivir al medio (sea el medio que sea). Así, este año, se ha estrenado en nuestras pantallas la ganadora del Oscar, Birdman (en mi opinión, una magnífica película) y hace unas pocas semanas llegó a nuestras carteleras La sombra del actor (de la que publiqué una crítica recientemente, con resultados, en mi caso, no muy positivos)…incluso El tiempo de los amantes (estrenada el año pasado) se atrevía a tocar el tema con mucho tacto. Pues bien, ahora nos llega una producción que trata un tema parecido pero visto desde el prisma del sexo opuesto, el de una actriz. Dirigida por Olivier Assayas (un director francés muy interesante, cuya primera toma de contacto con su cine fue Las horas del verano en 2008), y un reparto aún mas interesante (Juliette Binoche y Kristen Stewart), Viaje a Sils Maria, nos ofrece un relato que indaga profundamente en las obsesiones de una actriz por afrontar su papel en la vida y en el medio interpretativo, siendo así, un relato harto interesante que cuenta con un libreto lleno de matices.

A los dieciocho años, Maria Enders (Juliette Binoche) se hizo famosa interpretando en el teatro a Sigrid, una chica ambiciosa y encantadora que ocasiona el suicidio de una mujer madura, Helena. Veinte años mas tarde, en la cima de su carrera profesional, le ofrecen interpretar nuevamente la pieza, pero esta vez encarnando a Helena…

Olovier Assayas (por lo que he podido visionar de su filmografía) siempre recoge con una sobriedad muy bien plasmada la naturalidad con la que acontecen ciertos momentos determinantes de la vida. Es algo que recogió en Las horas del verano, y es algo que vuelve a ocurrir en Viaje Sils Maria. En este caso vemos cómo una actriz reniega del paso del tiempo sin comprender, y sin querer hacerlo, al paso de las nuevas generaciones. Puede resultar un argumento que puede resultar denso para determinado sector del público que busque algo fácil, pero Viaje a Sils Maria a cambio te ofrece un análisis fantástico de sus dos personajes centrales sin que sea tan evidente en su contenido. Si, es directa en su discurso, pero en su descripción de los personajes prefiere la sugerencia, el gesto, el silencio, antes que el diálogo…y eso que cuando sus personajes hablan la carga de información hacia estos es elevada, pero es en su sutileza donde verdaderamente entendemos a sus personajes.

Por eso, Assayas sabe cuales son los pesos principales del relato, que son dos: su guión y su pareja protagonista. No le hace falta mas, a pesar de que sus paisajes sean de una belleza aplastante. El guión posee tantos subtextos sobre su personaje central que, verdaderamente, da gusto encontrarse con guiones que sepan desarrollar a su protagonista de semejante manera: resulta fascinante la carga de contención y rabia encorsetada de su personaje central, siendo su compañera (Kristen Stewart) el dopaje necesario para que no se derrumbe. No nos pone a favor de nadie, dejando que sea el

espectador quien juzgue a un personaje central repletos de matices oscuros a cada cual mas interesante, cuya obra que tiene que interpretar es un reflejo de sus pasos como actriz y en la vida misma. En ese sentido, el duelo que Maria debe conciliar consigo misma resulta fascinante e hipnótico por un guión que en todo momento ofrece detalles que hacen aún mas interesante al personaje central.

Y claro, esto funciona gracias, como no, a una labor de Juliette Binoche increíble. Esta actriz, que ya ha demostrado todo en su filmografía, se siente tan cómoda en su personaje, que se mete en la piel de María con una facilidad pasmosa, ofreciendo una infinita amalgama de detalles que hacen aún mas interesante al personaje (el juego interpretativo, o no, mientras está repasando texto es el mejor ejemplo que puedo decir de la interpretación de Binoche), fusionándose con Maria como si solo fuese una (en ningún momento ves a la actriz). Pero no solo conforme con eso, la actriz se deja acompañar maravillosamente por una Kristen Stewart que es la mayor sorpresa del film (y cuyo trabajo fue recompensado con un Cesar a Mejor Actriz Secundario por este papel), siendo este un personaje importantísimo y cuya comunión con su protagonista es de vital importancia sin que exista ningún tipo de descompensación interpretativa. En ese sentido, la importancia del personaje de Kristen Stewart es tal, que la interpretación de Binoche depende bastante de esta joven…y ese es el mejor halago que se le puede hacer. También se deja aparecer una Chloe Grace Moretz estupenda, cuyo personaje es toda una sátira de las jóvenes estrellas de hoy en día (sus minutos finales…no hace falte decir mas).

Acompañada de una fotografía que Assayas aprovecha maravillosamente debido al paisaje en el que se sitúan, Viaje a Sils Maria te adentra en los miedos de una actriz que pretende mostrar su seguridad a través de la rabia, pero cuyas dudas internas florecen por sí solos ante la evidencia de envejecer, y mas en la profesión que habita: la interpretación. Un film que indaga de forma profunda en un personaje maravillosamente matizado por su guión y por su actriz principal, y aunque no tenga un ritmo para nada fácil (la cinta dura dos horas), siempre resulta interesante lo que estamos viendo. Olivier Assayas consigue una sobriedad narrativa en su descripción de lo cotidiano que destaca por la ausencia de florituras que podría haber acompañado al relato y no hace (véase el momento en el que sus dos protagonistas suben a lo alto del valle para observar el fenómeno de la Serpiente), resultando creíble, desgarrador y descorazonador el retrato que hace de una actriz estancada en el personaje que ella misma se ha creado sobre su vida. Recomendable y muy interesante.

Nota Factoría del Cine: 7,5.

Manu Monteagudo

JFPCríticasCríticas,Juliette Binoche,olivier assayas,Viaje a Sils Maria
Últimamente tenemos una racha en nuestras carteleras cuyo tema principal es sobre la supervivencia y la humillación de los actores que intentan, como sea, sobrevivir al medio (sea el medio que sea). Así, este año, se ha estrenado en nuestras pantallas la ganadora del Oscar, Birdman (en mi opinión,...