Después del desastre en la taquilla mundial, incluida Francia, de la última adaptación al cine (“Astérix y Obélix al servicio de su majestad) con personajes de carne y hueso del cómic de René Goscinny y Albert Uderzo, Astérix y Obélix regresan a la pantalla grande pero esta vez como personajes animados, 20 años después de su última película de animación (“Astérix en América”)

Y, de nuevo, la sensación es de fracaso porque “Astérix: la residencia de los dioses” ni por su guión ni por la calidad de sus gráficos, se nota que no han contado con un gran presupuesto, deja un buen sabor en los espectadores, ni siquiera en los más pequeños.

Prueba de su poco presupuesto es se repiten los pocos escenarios que tienen lugar durante la trama, y sin mencionar la poca vida que transmite el bosque que rodea la aldea gala irreductible para los romanos.

A pesar de todo esto, creo que a los niños, pequeños, no más de 10 años, les entretendrá, a los mayores no tanto.

No es por barrer para casa pero la adaptación de “Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo” es mucho mejor a todos los niveles, sobre todo gráfico, que esta adaptación francesa.

Nota Factoría del cine: 4.

JFPCríticasanimación,Astérix y la residencia de los dioses,Críticas,Obelix
Después del desastre en la taquilla mundial, incluida Francia, de la última adaptación al cine ('Astérix y Obélix al servicio de su majestad) con personajes de carne y hueso del cómic de René Goscinny y Albert Uderzo, Astérix y Obélix regresan a la pantalla grande pero esta vez como...