El próximo uno de julio se estrena en España la producción de 2009, “Una mujer en África”. Su título original es “White material”. En España la distribuye Golem y la editará en DVD Cameo.

“Una mujer en África” es un film bastante aburrido y con varios elementos que la acercan al despropósito. Los personajes, en general, son muy poco interesantes y la narración no tiene tensión. La directora Claire Denis no quiere mostrar violencia explícita, sin embargo aparecen muchos cadáveres, se oyen disparos, gritos.

Utiliza la técnica de integrar flashbacks dentro de otros flashbacks con nulo acierto, dado que ni desconciertan, ni subrayan, ni aportan elementos dramáticos o narrativos.

Las reacciones de los personajes no responden a razones o a causas, por ello es fácil desconectarse de la trama.

La visión de la guerra es poco consistente y en muchas ocasiones la planificación parece caprichosa.

En un par de ocasiones remezcla el score original de Stuart S. Staples del grupo Tindersticks con canciones reggae.

El film dura 100 minutos y se hace muy largo. Las vicisitudes de María Vial para que se pueda recolectar la cosecha de su plantación de café en ambiente bélico no tienen interés alguno. La excelente actriz Isabelle Hupert poco puede hacer ante el guión que debe interpretar, además lleva varias películas muy flojas (“Villa Amalia”, por ejemplo), algo que posiblemente se deba a su agente. Christophe Lambert sigue en caída libre y aquí aparece en varios momentos, de forma breve y sin relevancia alguna.

En definitiva, estamos ante un film totalmente fallido y en el que no funciona ningún elemento.

                           José López Pérez