Mario Casas  (La Coruña, 12 de junio de 1986), es un gran aficionado al fútbol y seguidor del Deportivo de La Coruña. Hizo sus pinitos en el mundo de la publicidad y estudió en la escuela de actores de Cristina Rota. Se hizo muy conocido por su aparición en la serie de Antena 3 “Los hombres de Paco”. En cine ha participado en dos de las películas más taquilleras de los últimos años “Fuga de cerebros” y “Mentiras y gordas”. Pronto lo veremos en “Carne de neón”.

La entrevista tuvo lugar el último día del rodaje de “Tres metros sobre el cielo”, en Barcelona. Mario, se expresó con absoluta naturalidad.

J.L.P. Estáis a punto de terminar el rodaje.

Mario Casas: Pues sí, y es una pena que me tenga que separar de Hache, mi personaje. Durante los rodajes siempre me impregno de todos mis personajes. El director me dice (ríe) que se me están pegando muchas cosas de mi personaje y eso no es bueno, ya que es un tipo que anda todo el tiempo repartiendo hostias y a 200 por hora, y encima jodiendo un poco a la familia. Por otro lado, yo siempre he sido un poco Hache, rebelde y he montado alguna que otra bronca, es el personaje que he hecho que más se parece a mí.

J.L.P Esa rebeldía a la que te refieres es ¿con o sin causa?

M.C. Sin causa siempre, con causa es ser todavía un poco más malo. Hache es un rebelde sin causa, ya que en el fondo es bueno y sencillo, al principio de la peli le pasa algo que le hace ser violento.

J.L.P. ¿Te gustan las motos grandes como las que aparecen en la película?

M.C. Sí, además, yo ya sabía ir en este tipo de moto y me lo he pasado muy bien. Nos han hecho practicar porque la Triumph no la había utilizado nunca, me quisieron poner especialistas varias veces, pero al final no ha hecho falta

J.L.P. ¿Cuál ha sido la escena más difícil de rodar?

M.C. La más difícil ha sido una escena en una piscina a las seis de la mañana, en junio, en un día que hacía bastante frío. Pero, por lo demás este rodaje ha sido maravilloso, todo el equipo ha estado a un altísimo nivel. En esta película todo está muy cuidado.

J.L.P. ¿Qué expectativas tienes con esta película?

M.C. Creo que mucha gente se identificará con los personajes y los querrá mucho.

J.L.P. En la película, ¿qué es lo que te enamora de María Valverde?

M.C. Todo, María tiene ángel, tiene magia, tiene algo especial y Hache desde el primer momento que la ve siente algo muy especial, se enamora de esa primera imagen. Además María es una gran actriz, es muy intuitiva y muy trabajadora. Aunque coincidimos en “La mula”, yo la he descubierto ahora. Rodando (ríe) yo me enamoro de todas.

J.L.P. ¿A nivel personal has hecho alguna locura por amor?

M.C. Sí, claro, varias. Todos en algún momento hemos hecho locuras por amor y me considero romántico.

J.L.P. Debutaste en cine en “El camino de los ingleses” de Antonio Banderas.

M.C. Sí, yo siempre había querido dedicarme a la interpretación, tenía 17 años y todo fue espectacular, en ese momento no sabía dónde estaba. Antonio es maravilloso, y recuerdo que Melanie siempre estaba cerca, dando vueltas.

J.L.P. “Fuga de cerebros” tuvo éxito comercial.

M.C. Sí, siempre se había dicho que en España no se podía hacer un cine como el americano, y “Fuga de cerebros”, que reconozco que era muy comercial, consiguió tener mucho público.

J.L.P. ¿Cómo ves el panorama del cine español?

M.C. Hace un par de años parecía que el cine español iba mal, pero el año pasado con películas como “Celda 211” y otras muchas que se estrenaron, a la gente le están dando ganas de ver más películas españolas.

J.L.P. Tienes un sentimiento familiar muy arraigado, ¿no?

M.C. Por supuesto, llevo a todos mis hermanos tatuados.

Vía. El Blog del Cine Español

José López Pérez